Huelga UAB
Alumnos de la UAB, este miércoles, cortando los accesos al campus. ACN

La Universitat Pompeu Fabra (UPF) ha cerrado dos de sus campus este miércoles con motivo de la huelga de profesores y estudiantes, convocada por la situación laboral de los docentes, especialmente los asociados, y la reclamación de una rebaja de las tasas universitarias.

Según ha informado la UPF en un apunte en Twitter, los estudiantes han "ocupado por la fuerza y bloqueado" los campus de la Ciutadella y el Poblenou, lo que impide la actividad académica normal.

Por ello, los campus no se abrirán con normalidad hasta las 9.30 horas de este jueves, con el objetivo de "garantizar la seguridad de todos".

Por otro lado, un grupo de 300 estudiantes de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha cortado los accesos al Campus de Bellaterra.

Los jóvenes han pasado la noche a la Facultad de Filosofía y Letras y se han concentrado a las siete de la mañana en la plaza Cívica, desde donde se han dividido en piquetes informativos. Han montado barricadas con contenedores para bloquear la circulación de vehículos a los ejes central y sur y el acceso a pie desde la estación de los Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC). También han vallado el paso al aulario central y las entradas principales de las diferentes facultades.

Según ha explicado la portavoz de la Coordinadora de Asambleas de Facultad de la UAB, Anna Belén Flamit, la principal demanda de la jornada de huelga de este miércoles y de mañana jueves es que el Gobierno incluya en los presupuestos la rebaja del 30% de las tasas que aprobó el Parlament en 2016.

"Llevan dos años ignorándonos", ha lamentado la representante de los estudiantes, que ha recordado que desde 2013 las tasas han subido un 66%, lo que desde su punto de vista "excluye a la clase trabajadora de la universidad". Por este motivo remarca que este es el camino para conseguir "una universidad pública y gratuita".

Flamit ha explicado que la previsión es que la protesta tenga bastante seguimiento, de hecho, en esta ocasión se han quedado a dormir en la Facultad de Filosofía y Letras 290 estudiantes, una cifra superior a otras jornadas de huelga. "Se trata de una demanda popular muy extendida y desde las asambleas se ha hecho una buena socialización del discurso", ha valorado.

Los jóvenes que han pasado la noche en el Campus de Bellaterra se han desplazado hasta la plaza cívica con bengalas y se han dividido en diferentes grupos. Los estudiantes han montado barricadas con contenedores o y otros elementos y han bloqueado los principales accesos al recinto por carretera y también la entrada desde FGC.

Además, se han creado varios piquetes informativos que se han repartido por las facultades para convencer a los pocos estudiantes que han llegado con la intención de dar clase de que se sumen a la protesta.

Además de los estudiantes, la Coordinadora Obrera Sindical (COS) y el sindicato CGT también han convocado a la huelga de este miércoles al personal docente e investigador de todas las universidades públicas catalanas.

La principal reivindicación de este colectivo es abrir una mesa negociadora para regularizar el profesorado asociado estructural, mejorar las condiciones laborales de los docentes asociados, apliccar la escalera salarial máxima y eliminar los agravios comparativos en relación con el resto de figuras del personal docente e investigador.

Más encierros

Grupos de estudiantes universitarios se encerraron este martes por la noche en algunas facultades de las universidades Pompeu Fabra (UPF) y de Barcelona (UB) para dar inicio a las dos jornadas de protestas que han convocado para este miércoles y jueves para exigir una reducción del 30% de las tasas universitarias.

Según informó el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), los Mossos d'Esquadra acudieron este martes por la noche al campus Ciudadela de la Universidad Pompeu Fabra para desalojar a los estudiantes que habían accedido a su interior pese a estar cerrado por orden del rectorado.

La actuación de los Mossos d'Esquadra fue criticada en las redes por la CUP, que acusó al consejero de Interior, Miquel Buch: "Un día más, vuestra respuesta ante la protesta en defensa de la educación es enviar a los mossos", escribió la CUP, que insistió en pedir la dimisión de este consejero.

Según el sindicato estudiantil, también se encerraron estudiantes en el campus de Poblenou de la UPF y en las facultades de Geografía e Historia y de Filosofía de la UB, sin que interviniera la policía.

Manifestación del personal docente

Además de la huelga de estudiantes, que también piden la equiparación de los precios entre másteres y grados, la Coordinadora Obrera Sindical (COS) y el sindicato CGT han convocado para este miércoles huelga del Personal Docente e Investigador (PDI) de todas las universidades públicas catalanas.

Un centenar de profesores e investigadores universitarios -personal docente e investigador (PDI)- se han manifestado esta mañana ante al sede de la Agencia de Calificación Universitaria (AQU), donde les han impedido entregar un manifiesto con sus reivindicaciones.

El miembro del comité de empresa de la Universidad de Barcelona (UB) Gerard Horta ha explicado que, al no poder hablar con ningún responsable de la Agencia, "hemos entregado el manifiesto -ha dicho- en la recepción de la entidad, que, además, nos ha impedido colgar una pancarta en la que se podía leer 'AQU 28-29N. Os desacreditamos'".

Los profesores e investigadores de las universidades catalanas están llamados este miércoles a la huelga para reivindicar que se regule la figura de los profesores asociados y se mejoren sus condiciones laborales.

Horta ha explicado que entre las reivindicaciones figura la apertura de una mesa negociadora en Cataluña "para regularizar el profesorado asociado estructural" de todas las universidades catalanas, que "está sosteniendo, junto con otro personal temporal, el funcionamiento de las universidades".

Otra de las reivindicaciones es la mejora de las condiciones laborales del profesorado asociado, la aplicación inmediata de la escala salarial máxima y la eliminación de los agravios comparativos en relación al resto de figuras del personal docente e investigador, así como el no reconocimiento de la investigación y gestión, ha añadido Horta.

Reconocer la existencia de "contratación fraudulenta de profesorado temporal (falsos asociados y falsas interinidades) que cubre tareas estructurales", que no haya despidos bajo la forma de no renovación e implementar planes de promoción y estabilización para investigadores predoctorales, postdoctorales, colaboradores, lectores y agregados interinos a jornada completa son otras de las reivindicaciones.

Asimismo, los convocantes "denunciamos también la injerencia del gobierno de Cataluña en la vida universitaria, y la pérdida gradual de la autonomía universitaria", ha añadido Horta.

Esta huelga, además de coincidir con la de los estudiantes, también se solapa con el tercer día consecutivo de huelga de los médicos de primaria y de la sanidad concertada de Cataluña.

Para el jueves, profesores, estudiantes, médicos y funcionarios de la Generalitat de Cataluña preparan una gran manifestación en Barcelona para exigir que se reviertan los recortes hechos durante la crisis económica, y que será el colofón de una semana de protestas de estos colectivos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.