Andalucía
Los cuatro ciudadanos andaluces entrevistados por 20minutos. B .R.

Más de 6,5 millones de andaluces podrán votar el próximo 2 de diciembre en las elecciones autonómicas para elegir el Gobierno de la XI legislatura. 20minutos ha hablado con cuatro de estos electores, que explican, cada uno desde una situación personal y laboral diferente, cómo ven la Andalucía presente y qué esperan de la que surja de las urnas –y posiblemente de los pactos– dentro de unos días. Educación, sanidad y empleo son los tres focos principales que más les preocupan y en los que consideran que más debe mejorar la comunidad en un futuro próximo.

"Esta comunidad necesita un cambio de partido"


Carolina Peral (37 años), licenciada en Investigación y Técnicas de Mercado y actualmente desempleada.

"Se supone que Andalucía está avanzando, pero todavía nos queda muchísimo que recorrer. Aquí la industrialización siempre ha sido peor que en otras CC AA y seguimos teniendo muchas ciudades, como Cádiz, con un nivel de paro muy alto. También en Educación hay aspectos que están mal, como las ayudas de las guarderías. Y lo mismo en el sistema sanitario. Sé por familiares lo mucho que la Junta les está limitando su trabajo. Por tanto, los tres ejes a mejorar son empleo, educación y sanidad. Después de las elecciones, me temo que saldrá el mismo partido, así que creo que la evolución de Andalucía será igual de lenta. Creo que esta comunidad necesita un cambio de partido para que haya otras manos y otras mentes con otras ideas. Pero tengo pocas esperanzas de renovación y cambio".

"Sería importante que no haya diferenciación de clases sociales"


Rafael Rodríguez (79 años), jubilado. Trabajó gran parte de su vida en Madrid y regresó a Sevilla hace unos años.

"Naturalmente, si comparamos la Andalucía de ahora con la de los años 50, está claro que la actual ha subido muchos peldaños, pero esto no quiere decir que esté al completo ni mucho menos. Veo bien a la comunidad, pero noto que está algo más retrasada que otras regiones españolas industrializadas. Hay aspectos que son muy mejorables, como la sanidad pública, sobre todo en lo que se refiere a las listas de espera qurúrgicas, que deberían disminuir. De la Andalucía que venga después de las elecciones espero que traiga una mayor oferta de trabajo para la juventud y también un avance en la industrialización de la empresa. Y sería muy importante que no haya diferenciación de clases sociales, como existe hoy en día, lamentablemente".

"Está todo el mundo muy fanatizado y tenemos que humanizarnos más"


Macarena Rincón (47 años), propietaria desde hace unos meses del establecimiento Jardín de Aneracam.

"Creo que en Andalucía somos cada vez más conscientes y más realistas, y que va a haber un cambio y este será a mejor. Y ojalá se produzca, porque actualmente está todo el mundo muy fanatizado y así no podemos seguir. No diré que nos vaya a llevar a una guerra, pero casi, casi. Debemos humanizarnos un poco más y mirar más hacia fuera, no solo a nosotros mismos, y ser un poco más humildes. En cuanto a otros aspectos, como la educación, la sanidad o el empleo, creo que aún queda mucho por hacer en Andalucía. Sobre todo con los estudiantes. A cualquiera que le preguntes te dirá que en cuanto termine se marcha a vivir fuera. Y no podemos consentir eso, tenemos que mejorar para que nuestra juventud se quede aquí".

"Se ha perdido la confianza en la política porque hay mucha corrupción"


Pedro Ramón García (37 años), originario de Paraguay, lleva diez años viviendo en Sevilla, donde trabaja como conserje.

"Andalucía es una región acogedora y de muchas oportunidades, no hay más que ver la cantidad de turistas que nos visitan. Me siento un privilegiado por vivir aquí, por su gastronomía, sus monumentos, la gentileza de las personas... podría destacar muchas cosas más porque hay infinidad. Sin embargo, creo que vivimos en un tiempo en el que se ha perdido la confianza, sobre todo en la política, porque hay mucha corrupción y la gente ya no sabe hacia dónde inclinarse. Para mí es importante tener fe, primero en Dios, tener la mente positiva y pensar que habrá cambios sorprendentes. Porque si empezamos a criticar, sería un mal comienzo para el futuro que esperamos tras las elecciones".