Miriam Saavedra y Ángel Garó, en GH VIP.
Miriam Saavedra y Ángel Garó, en GH VIP. MEDIASET

La Federación SOS Racismo Madrid ha denunciado al programa Gran Hermano VIP de Telecinco por racista ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y ante la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape), tras haber recibibido más de 50 denuncias a través de su página web en relación con ese espacio televisivo.

Expresiones como "vete a tu país", "el que limpia los váteres en mi pueblo es más guapo que tú y es árabe", "moro de mierda", "vete a hacer kebabs" o "peruana de mierda" son algunos de los comentarios que SOS Racismo Madrid incluye en su denuncia y que "se han escuchado en el transcurso de las semanas sin que la cadena ni el programa hayan tomado medidas para erradicar y/o condenar este tipo de comentarios".

Mikel Mazkiaran, presidente de la Federación de SOS Racismo, aseguró este lunes que "las opiniones vertidas en estos comentarios no sólo exceden los límites de la libertad de expresión y en algunos casos suponen meras descalificaciones dirigidas a personas por su origen étnico o procedencia que generan un clima de odio hacia el colectivo al que pertenecen, sino que también pone de relieve los continuos comentarios racistas en situaciones de todo tipo con las que tienen que convivir las personas racializadas en el Estado español".

Los comentarios descritos, argumenta SOS Racismo, "suponen una vulneración del artículo 57.1 de la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual, que considera infracción muy grave la emisión de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social. Por ese motivo, se solicita a la CNMC tanto que se inicie un expediente sancionador por los hechos señalados, como que la SOS Racismo sea considerado parte legitimada en dicho proceso".

Asimismo, la ONG dice que en relación a la queja presentada a Mediaset, "se hace referencia a la vulneración de su propio código ético que esta empresa promueve", en el que figura "la no discriminación por razón de raza, nacionalidad, origen étnico, género, edad, discapacidad, situación personal y familiar, estado civil, apariencia física, orientación sexual, maternidad o embarazo, religión, ideología, opiniones políticas, creencias o cualquier otro prohibido por la Ley".

Por ese motivo, según Mazkiaran, "aunque se entienda menos que no se hayan tomado medidas de forma automática por parte de la empresa, esperamos que nuestra queja, así como las que hemos promovido junto a todas las personas que se han sentido ofendidas por este tipo de comentarios, haga que se pongan en marcha los mecanismos previstos en el citado código".

Por último, Mazkiaran, en nombre de SOS Racismo y de todas las personas que han presentado queja por estos motivos, solicita a Mediaset España "no solo que no permita este tipo de comportamientos y discursos, sino que en el mismo programa condene este tipo de discursos que son incompatibles con la promoción de la no discriminación de su código ético".