Grafiteros en el Metro de Madrid
Un grupo de grafiteros pintando un tren de Metro de Madrid de la línea 5 el pasado 1 de noviembre. Europa Press

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, se ha comprometido este miércoles a reforzar la vigilancia en el suburbano madrileño contra los grafiteros, al tiempo que ha pedido que las denuncias de Metro contra estos delincuentes incorporen informes más rigurosos y exhaustivos.

Tras una reunión mantenida con la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, para tratar este asunto y el de las okupaciones de viviendas públicas, Uribes ha comentado que el encuentro ha sido "muy provechoso y sienta las bases de colaboración en dos temas fundamentales, con posibilidad de ampliarlo a otros".

"Hemos analizado los datos de que Metro de Madrid es uno de los Metros más seguros de Europa pero ha habido incidentes desde Halloween con los grafiteros, aunque el tema fundamental (delincuencial) son los hurtos, como el robo de cartelas y móviles", ha indicado el delegado, que ha anunciado una comisión de seguimiento entre la Consejería y su departamento sobre este asunto, centralizando en una unidad del 091 las peticiones que requieran.

El refuerzo de Policía Nacional en Metro se materializará en más agentes en la Brigada Móvil, que no solo trabajarán en el suburbano, sino en la superficie con más presencia y con mayor seguimiento de las cámaras de seguridad. "La Brigada Móvil de Policía Nacional va a tener un protagonismo mayor porque va a centralizar con todas las unidades con un refuerzo mayor", ha añadido.

Por su parte, la Policía Nacional ya está trabajando sobre el aumento de casos de daños de grafiteros a trenes desde Halloween y, de hecho, ya se han detenido a seis personas relacionadas con las pintadas y amenazas, además de identificaciones.

Igualmente, la Policía ha elaborado un informe "exhaustivo" de los momentos, lugares y líneas con más problemas y donde se producen más delitos de todo tipo, especialmente hurtos, como la línea. En ese punto, ha indicado que en septiembre y octubre de este año se produjeron menos delitos en Metro que los mismos meses del año pasado a pesar del aumento de pasajeros.

En contraprestación, el representante del Ejecutivo central en Madrid ha pedido a Metro de Madrid que se persone en las denuncias con un informe "exhaustivo y riguroso" para que haya sentencia y sanciones más duras contra los grafiteros que sirvan como "elementos disuasorios". "Si los grafiteros son menores y los padres tienen que pagar esas sanciones no volverán a producirse", ha apuntado.

Asimismo, Uribes ha pedido a la Consejería que refuerce la seguridad privada en Metro para vigilancia de instalaciones. "Juntos los resultados serán mejores", ha añadido para concluir que está "satisfecho" con la reunión "fructífera y positiva" de hoy porque "la obligación de la Delegación del Gobierno de España es atender a todos" y "se han sentado las bases de una colaboración institucional eficaz de los ciudadanos".

Gonzalo agradece el esfuerzo

Por su parte, la consejera de Transportes ha agradecido que Rodríguez Uribes haya atendido de forma rápida su solicitud de reunión por los problemas ocasionados por los grafiteros en las últimas semanas en el Metro y ha insistido en varias ocasiones en que las competencias de seguridad en el suburbano madrileño son "única y exclusivamente de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". "Y así se ha comprometido el delegado a reforzar el servicio y mi agradecimiento en nombre de los trabajadores y los pasajeros que utilizan esta red de transporte", ha manifestado.

Respecto a la petición del aumento de la seguridad en el Metro, Rosalía Gonzalo ha señalado que la Comunidad ha aumentado el presupuesto un 20% en seguridad privada en las estaciones y talleres donde se pueden producir este tipo de situaciones con los grafiteros. No obstante, ha destacado que en este asunto "el delegado ha sido muy amable en lo personal y colaborador en lo personal y ha asumido su responsabilidad".

Asimismo, ha dado todo su apoyo a los trabajadores y sobre todo a los maquinistas de Metro que han tenido problemas con estos delincuentes y "le gusta la letra y el sonido" de su propuesta de que sean considerados agentes de autoridad para evitar las situaciones de "indefensión" que a veces han padecido. "El conjunto de esa propuesta me parece extraordinaria pero los grupos de la Asamblea tendrán que debatirlo en una Ley", ha concluido la consejera.

Consulta aquí más noticias de Madrid.