Coche de la Policía Nacional
Coche de la Policía Nacional POLICÍA/Archivo

La Policía Nacional ha detenido a un joven de 21 años en Gijón, acusado de romper los retrovisores de ocho coches que estaban aparcados en el barrio de El Coto. La suma que han generado los daños supera los 1.000 euros.

Según relata la Comisaría gijonesa en una nota de prensa, fue una limpiadora de uno de los portales cercanos quien avisó a los policías, permitiendo que pudieran identificar al autor.

Los agentes localizaron ocho vehículos con daños en sus parabrisas o retrovisores, que habían sido arrancados y destrozados.

El arrestado, con antecedentes penales por lesiones y malos tratos, alegó que había tenido una discusión en un bar y se había desahogado golpeando aquello que iba encontrando a su paso.

Según varios testigos, el supuesto autor de los hechos huyó del lugar y se ocultó en un portal. Al ser localizado, el joven admitió haber golpeado los coches con sus manos, lo que le había causado heridas en una de las manos. Pese a ello, no presentaba cortes profundos ni lesiones de gravedad.

Consulta aquí más noticias de Asturias.