El nuevo Bilbao afronta su última fase con la reforma de Mazarredo

  • El martes empiezan las obras para crear un bulevard, un ‘parking’ y miradores hacia la ría.
  • La calle quedará al mismo nivel que el puente de La Salve. Serán más de dos años de obras.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Cambios de circulación derivados de las obras de Mazarredo
Cambios de circulación derivados de las obras de Mazarredo
R. B.

El Bilbao del Guggenheim, el de la transformación de Abandoibarra, afronta a partir del martes su última fase con la reforma de la considerada barrera natural entre la ría y el Ensanche.

La alameda de Mazarredo, antigua línea divisoria, se convertirá para mediados de 2010 en una balconada que mirará hacia el paseo de Abandoibarra y la ría en ambos lados del Museo Guggenheim.

La principal modificación provendrá de la construcción de un parkings subterráneo de 185 plazas para residentes bajo el puente de La Salve y por donde ahora pasa Mazarredo. La entrada para los coches será por Abandoibarra, y habrá tres accesos peatonales en la alameda.

Esta obra obligará a reconfigurar la unión entre el puente, uno de los principales accesos al centro de Bilbao, y Mazarredo. Así, ambas vías quedarán a un mismo nivel.

Un cruce regulado por semáforos será la solución para el tráfico. Al terminar las obras, este nuevo cruce «evitará muchos movimientos actuales en las calles del interior de la zona», explicó ayer el director municipal de Circulación, Fernando González Vara.

En la superficie, los peatones ganarán espacio con un nuevo paseo de casi 600 metros entre el actual albergue para indigentes y la plaza de Euskadi, junto al museo de Bellas Artes. Además, la calle contará con tres miradores entre La Salve y el albergue, y con una rampa peatonal para bajar al nivel de la ría.

La transformación de la zona se une a la construcción de la plaza de Euskadi, junto al Museo de Bellas Artes y en el otro extremo de Alameda Mazarredo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento