El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó este martes a España por no atender la recusación por parcialidad que presentaron Arnaldo Otegi y otros cuatro dirigentes de la izquierda abertzale en 2011 contra la jueza de la Audiencia Nacional Ángela Murillo.

En su sentencia, el tribunal concluyó que "el recelo de los demandantes (hacia Murillo) podía considerarse objetivamente justificado", teniendo en cuenta que dos meses antes el Tribunal Supremo había aceptado su recusación en otro caso.

En el fallo están unidas las demandas de Otegi, Sonia Jacinto García, Rafael Díez Usabiaga, Miren Zabaleta Tellería y Arkaitz Rodríguez Torres por el conocido como caso "Bateragune" de reconstrucción de Batasuna. Todos ellos están actualmente en libertad tras haber cumplido sus sentencias.

Para el tribunal europeo, la misma razón que llevó al Tribunal Supremo a apreciar "falta de imparcialidad de la presidenta de la sala" y a decidir la repetición del juicio contra Otegi, con una composición diferente, debió aplicarse al proceso posterior contra los cinco.

En concreto, el Supremo había anulado con anterioridad una condena a dos años de prisión que una sala presidida por la propia Murillo había impuesto al exportavoz de Batasuna al estimar que la juez exteriorizó "un prejuicio acerca de su culpabilidad" al preguntarle si condenaba la violencia de ETA. Ante el silencio de Otegi, Murillo le dijo: "Ya sabía yo que no me iba a responder a esa pregunta".

La sentencia europea dice ahora que, con ese precedente, Murillo no debió estar al frente de la sala que juzgó el caso Bateragune, por reconstruir la izquierda política abertzale. Es decir, que "la imparcialidad de esa sala podía ser objeto de una duda razonable", de forma que España vulneró el artículo 6.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, sobre el derecho a ser juzgado por un tribunal imparcial.

La petición de la recusación contra Murillo se repitió en el "caso Bateragune", pero la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo y el Constitucional la rechazaron, con el argumento de que los delitos en cuestión, en uno y otro juicio, eran diferentes (enaltecimiento del terrorismo primero y pertenencia a banda armada después).

Sin embargo, para los jueces europeos, había un elemento común en ambos casos, y es que todo tenía que ver con ETA, y que los comentarios de Murillo podían suscitar "dudas legítimas" sobre su actitud en el proceso. En ese caso, Otegi fue condenado a seis años y medio de carcel y a diez años de inhabilitación por pertenencia a organización terrorista, como también lo fueron los dirigentes Miren Zabaleta, Arkaiz Rodríguez Torres y Sonia Jacinto García. Otegi cumplió la pena de prisión, pero sigue inhabitado para ejercer la política.

Otegi dice que "se abren vías" para la suspensión de la inhabilitación

Otegi, tras conocer al sentencia, ha declarado que "se abren vías" para la suspensión de su condena a 10 años de inhabilitación. Otegi, no obstante, señaló que "hoy no es el día para hablar en términos jurídicos de esta sentencia" y evitó pronunciarse sobre si se plantea regresar a la política activa como candidato.

"Algunos conquistamos la justicia poética y política", agregó el independentista vasco en una comparecencia ante los medios organizada en la sala de prensa del Parlamento Europeo tras conocerse la sentencia del TEDH.

Otegi considera que "el TDHE ha corroborado" el relato de los dirigentes abertzales condenados junto a él, que describió como "una operación de Estado que buscaba (...) impedir que la izquierda independentista apostara por las vías pacíficas y democráticas". El que fuera líder de Bildu agregaó que el Estado español es "autoritario y antidemocrático" y traslada un "recuerdo" para los "presos políticos catalanes", que también "se enfrentan a un relato que no es veraz".

A ese respecto, Otegi señaló que la "advertencia" del TEDH "puede tener algún tipo de consecuencias" (en el caso catalán) ya que el poder judicial español sabe que hay instancias superiores que supervisarán el proceso que tiene "bastantes similitudes" y "la misma lógica" que su caso.