Cospedal y Rubalcaba
María Dolores de Cospedal (i) y Alfredo Pérez Rubalcaba. ARCHIVO

María Dolores de Cospedal encargó, a través de su marido Ignacio López del Hierro, al excomisario hoy en prisión José Manuel Villarejo espiar al hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba en septiembre de 2009, cuando este era ministro del Interior del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según nuevos audios publicados este lunes por Moncloa.com, el policía Villarejo había contado previamente a Cospedal y a su marido que el hermano del ministro socialista, Alejandro Pérez Rubalcaba, era "el punto débil" que podrían utilizar contra el entonces ministro del Interior.

Según este diario, un día antes de la reunión secreta con Cospedal en su despacho de Génova, el policía había revelado al López del Hierro que el hermano de Rubalcaba tenía una relación sentimental con la dueña de la agencia de detectives de Barcelona Método 3 —que investigaba el Canal de Isabel II y a Esperanza Aguirre— y frecuentaba el conocido prostíbulo Pigmalión de Madrid.

Un día después, en su despacho de la planta sexta de la sede nacional del Partido Popular, la entonces número dos del partido escucharía en palabras de Villarejo que Rubalcaba era el responsable político de la investigación del caso Gürtel que ya atormentaba al PP. "Está tremendamente preocupado con este tema. Le acojona. Y claro… está muy bien", se escucha decir al policía.

El excomisario asegura que la propietaria de Método 3 usa al hermano de Rubalcaba para conseguir favores. En sus palabras "lo va utilizando como si fuera Juan Guerra", en relación al caso de corrupción a principios de los 90 que involucró al hermano del vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra.

López del Hierro encarga a Villarejo que haga el dossier sobre Alejandro Pérez Rubalcaba, a lo que el excomisario accede aunque avisa de las dificultades que ve para realizar el encargo. El policía apunta que se puede rastrear sus llamadas telefónicas, además de sus movimientos bancarios. "En la medida de lo posible es la vía que voy a seguir", recalca Villarejo, quien también sugiere que otra opción es contactar con medios de comunicación como Época o Intereconomía para que hagan una investigación con una cámara oculta sobre la vida privada del hermano de Rubalcaba.

Feeling de Rubalcaba con el gremio

En esta nueva tanda de audios se escucha a Cospedal comentar que "hay gente de la Policía que está muy cabreada y la gente se le está rompiendo a él [Rubalbaca] por dentro". "María Dolores, es de los peores ministros que tienen feeling con el gremio", le responde Villarejo.

La semana pasada vieron la luz otros fragmentos de grabaciones, según los cuales, el marido de Cospedal propuso al excomisario, en esa misma conversación, elaborar un dossier sobre Javier Arenas y la Fundación de Estudios Europeos, uno de los "trabajos puntuales" de los que se habló en el despacho de Génova 13.

Ahora, se difunden otra decena de fragmentos (que suman menos de diez minutos de grabación), que revelan como el excomisario relató a sus interlocutores detalles de la vida privada de Alejandro Pérez Rubalcaba, "el punto débil" del exministro, que está "muy preocupado", se oye escuchar decir a Villarejo. 

Al igual que en otros audios ya conocidos, se habla del exministro Rubalcaba: "Un genio de la estrategia", a quien le gusta ser "malandrín" y pasar "desapercibido". "Yo he hecho maldades con él", llega a afirmar Villarejo. También se habla de las filtraciones sobre la trama Gürtel, y se menciona el caso del Canal de Isabel II (que ya salpicaba a Ignacio González).