El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha ingresado en la prisión madrileña de Soto del Real para cumplir con su condena a cuatro años y medio de cárcel por apropiación indebida en el uso de las tarjetas "black".

"Acepto mis obligaciones con la sociedad, asumo los errores que haya podido cometer y pido perdón a la sociedad y personas que se hayan podido sentir afectadas y decepcionadas", ha asegurado Rato respecto a su gestión al frente de Caja Madrid y, más tarde, de Bankia, y ha explicado que acepta sus obligaciones con la sociedad, en alusión a la pena confirmada hace tres semanas por el Tribunal Supremo.

El ingreso de quien también fuera vicepresidente del Gobierno de España y director Gerente del Fondo Monetario Internacional se produce después de que la Audiencia Nacional desatendiera su escrito de suspensión al considerar que el Tribunal Constitucional es el órgano competente para decidir si lo excarcela o mantiene en prisión hasta que resuelva el amparo que presentará antes de finales de noviembre.

A última hora del jueves también ingresaban José María de la Riva (Navalcarnero Madrid IV), exconsejero de Caja Madrid a propuesta del PSOE, y Gonzalo Martín Pascual (Soto del Real), exconsejero a propuesta de la UGT.

Elige la cárcel de Soto del Real

Rato ha apurado hasta el último día para personarse voluntariamente en este centro penitenciario de la sierra norte de Madrid.

Construido en 1995, el centro penitenciario de Soto del Real es el mayor de la Comunidad de Madrid, ya que cuenta con 1.008 celdas y 174 complementarias; en él están ingresados algunos conocidos de Rato como el extesorero del PP Luis Bárcenas o el ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez-Ponga, condenado a tres años y dos meses también por las "tarjetas black". También está el exmarido de Ana Mato, Jesús Sepúlveda, condenado por el caso Gürtel.

Esta cárcel, inaugurada en 1995 y considerada 'VIP' en su momento por la cantidad de instalaciones deportivas de que dispone, está relativamente cerca del centro de Madrid (en el kilómetro 3,5 de la M-609), lo que facilitará a Rato los desplazamientos cuando a partir del próximo 26 de noviembre tenga que sentarse en el banquillo de la Audiencia Nacional por el llamado caso 'Bankia'.

Rato es el quinto condenado por las 'tarjetas black' en entrar en prisión, como ya hicieron en los últimos días el mencionado Rodríguez Ponga, el exdirigente de CCOO Antonio del Rey, el ex consejero de Caja Madrid por el mismo sindicato Rodolfo Benito y el ex miembro de la Comisión de Control de la caja Miguel Ángel Abejón.

El resto tienen de margen hasta la jornada del 26 de octubre para presentarse en un centro penitenciario, salvo el exconsejero de parte de Izquierda Unida José Antonio Moral Santín y el exconsejero de CCOO Francisco Baquero, recogieron más tarde la notificación y tienen hasta el 29 de octubre; y el exvicesecretario de organización del PSOE Madrileño, Antonio Romero, a quien el tribunal ha dado diez días a contar desde el 20 de octubre por motivos familiares.

El PP valora que Rato haya pedido perdón y lo ve un "gesto muy correcto"

El Partido Popular ha valorado que el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato haya pedido perdón públicamente antes de ingresar en prisión y lo ha considerado "un gesto muy correcto por su parte". Así se ha expresado la vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González, al se preguntada por las palabras de Rato a su llegada a la prisión de Soto del Real.