Parto con cesárea
Una imagen de archivo de un parto con cesárea. GVA - Archivo

Su hijo ha perdido la vista y padece un importante retraso en el desarrollo que no le permite valerse por sí mismo, como consecuencia de un parto mal atendido en el Instituto Dexeus de Barcelona, y ahora, cuando el niño ya tiene 13 años, la justicia ha reconocido a los padres su derecho a ser compensados.

La aseguradora Sanitas, con la que tenían contratada una póliza, deberá hacerse cargo de que reciban 3,3 millones de euros -1,9 de indemnización y 1,4 por intereses de demora desde el año 2012-. Se trata, según su abogado, Rafael Martín Bueno, de "la mayor compensación que se ha fijado en España por una negligencia médica". "Es gracias a que yo voy por la vía civil en vez de por la contencioso-administrativa", ha apuntado Martín Bueno, que ha señalado que así se logran mayores importes.

El abogado ha explicado que las secuelas del niño se deben a que durante el parto sufrió una hipoxia, es decir, falta de oxígeno, lo que le provocó daños irreparables en el cerebro, a causa de que la madre necesitaba una cesárea de urgencia y esta tardó más de seis horas. Ha afirmado que la mujer acudió el viernes 22 de abril de 2005 por la noche "con dolor abdominal y sangrado" al Instituto Dexeus, en la semana 26 de gestación, le hicieron una ecografía y detectaron un hematoma en la placenta". "Entonces le pidieron una analítica a las 12 de la mañana del sábado para comprobar si se estaba separando la placenta del útero, lo que podía comportar un riesgo de falta de oxígeno para el niño, pero esta no llegó hasta las seis de la tarde". Luego, ha dicho, se ordenó "una cesárea de urgencia pero el ginecólogo no estaba y tardó 50 minutos". Era el día de Sant Jordi, y para Martín Bueno, esto tuvo que ver con los retrasos.

El proceso judicial empezó en 2009. En 2014 un juzgado de primera instancia de Madrid dictaminó que quedaba probada la existencia de las secuelas y la responsabilidad del Instituto Dexeus. Esta sentencia fue recurrida por Sanitas y ratificada por la Audiencia de Madrid en 2016. El pasado 5 de octubre, el Juzgado de Primera Instancia 20 de Madrid fijó la indemnización a través de otro fallo.

Este apunta que "existió una inadecuada vigilancia en el tratamiento ya que se dejó transcurrir seis horas" sin que "se comprobara el bienestar del feto ni se efectuaran nuevas pruebas diagnósticas". "Esa falta de vigilancia desembocó en que la hipoxia causara lesiones neurológicas irreversibles al menor", añade la sentencia.

Este diario se ha puesto en contacto con el Instituto Dexeus para conocer su versión del caso y, por el momento, no ha recibido respuesta.

La familia afectada prefiere no hacer declaraciones y mantenerse en el anonimato.

Sanitas valora la posibilidad de recurrir

Fuentes de Sanitas han explicado que están "analizando la sentencia y valorando la posibilidad de recurrir".

"Lamentamos profundamente este caso, ya que nuestra prioridad es la salud y bienestar de nuestros clientes", han dicho, y han añadido que como compañía aseguradora asumirán todas sus "obligaciones".

Por otro lado, han puntualizado que "la responsabilidad de la mala praxis recae en el hospital y el médico" y que "Sanitas no interviene en la realización del acto médico ni lo supervisa".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.