María y Miki
María y Miki, concursantes de Operación Triunfo 2018. OPERACIÓN TRIUNFO / YOUTUBE

Desde que el pasado jueves María y Miki comenzaron a ensayar 'Quédate en Madrid', de Mecano, canción que defenderán en la próxima gala, una expresión entre la letra ha abierto el debate.

Primero entre ellos, cuando María propuso a la Academia cambiar "mariconez" por "gilipollez", alegando que la palabra le resultaba ofensiva y por ello no quería cantarla. Su compañero Miki se mostró de acuerdo, así lo hicieron también los profesores y profesoras.

Incluso la directora Noemí Galera cedió ante la propuesta de los concursantes, expresando abiertamente que, a pesar de haber normalizado la expresión con el paso de los años, agradecía "que las nuevas generaciones le "abrieran los ojos". 

"Me gusta ver cómo chicos de 20 años me hacen cuestionar cosas. Esta es la juventud que quiero que mis hijos tengan como referencia. Os agradezco la valentía que habéis tenido", expresó Galera durante el primer pase de micros el pasado sábado.

Así, y tras una supuesta llamada del equipo directivo del programa a Ana Torroja, en la que la integrante de Mecano y ahora parte del jurado del concurso de TVE asintió, también supuestamente, ante el cambio propuesto, la polémica ha ido rodando. 

Torroja anunció horas más tarde a través de sus redes sociales que ella no había dado el visto bueno, a esta primera negativa se sumó finalmente el autor de la letra, Nacho Cano (la única persona que puede permitir que se modifique el tema).

Con su negativa, Cano ha provocado el estallido de un gran revuelo de críticas, y el asunto se posiciona ya entre lo más comentado en Twitter. De todas las opiniones que corren por la red, cabe destacar la de políticos como Francisco Polo, actual Secretario de Estado, quien ha declarado que "mariconez es homofobia".

Otros nombres como Juan Carlos Girauta, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, restan importancia al asunto. Girauta señaló estar "preocupado" porque se pueda considerar homófoba la letra de la canción, mientras criticaba que los concursantes "son chavales sin anticuerpos que jamás podrán leer a Quevedo".

Por su parte, Rosa Diez, fundadora de UPYD, ha añadido que quienes apoyan cambiar la palabra son "hipócritas" que "no se ofendieron cuando se llamó maricón al ministro Fernando Grande-Marlaska".

De momento, y pese al apoyo recibido, parece que la Academia ha acatado la negativa del autor, y finalmente la letra original sonará en la actuación el próximo miércoles.