Un mosso d'Esquadra ha sido detenido por extorsionar a un empresario de Castelldefels (Barcelona) después de prestarle 10.000 euros. El agente ha sido expedientado y suspendido de sueldo y empleo. Junto al mosso, han sido detenidos otros dos hombres por el mismo delito.

Según fuentes policiales, un empresario pidió un préstamo de 10.000 euros a tres individuos hace unos dos meses. El mismo se comprometió a devolver el dinero con unos intereses de 6.000 euros al cabo de 15 días.

Sin embargo, el empresario no pudo cumplir su compromiso, ya que sólo devolvió el dinero prestado, pero no los intereses. Los prestamistas le advirtieron de que los intereses irían aumentando a medida que pasaran los días. En diferentes pagos, devolvió 6.100 euros en intereses --más de lo pactado inicialmente--, pero los extorsionadores le siguieron reclamando más dinero.

Al ver que las amenazas cada vez eran más graves contra él y su familia, el empresario decidió denunciar los hechos ante los Mossos d'Esquadra. Los investigadores acompañaron a la víctima en el último pago, que tenía que ser de 15.000 euros.