Terelu Campos y su madre
La presentadora Terelu Campos junto a la periodista María Teresa Campos en el hospital Fundacion Jimenez Diaz tras recibir su alta hospitalaria en junio de 2018. GTRES

La periodista Terelu Campos permanece ingresada en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid donde se sometió el pasado sábado a una doble mastectomía.

La operación duró cerca de 10 horas y deberá continuar en el centro 5 o 6 días. Así, Terelu quiere evitar una nueva intervención por culpa del cáncer. "He pasado el miedo más horrible del mundo", cuenta en exclusiva la hija de María Teresa Campos a la revista Lecturas.

"Habré perdido parte de mi ‘pechonalidad’, pero no de mi personalidad", dice Terelu tratando de mantener el sentido del humor en este momento tan complicado que atraviesa. Tras extirparle el tejido mamario y reconstruir su pecho con su propia grasa, el proceso de recuperación de Terelu será lento.

"La doctora me dijo que el primer día me iba a sentir como si me hubiera pasado el AVE por encima. No se equivocó, y si no me pasó uno, me pasaron dos", explica. Ahora, le toca un postoperatorio de casi un mes y se someterá a quimioterapia durante cinco años.

"Es lo que hay que hacer para hacer las cosas bien, sé que estoy en las mejores manos", comentó.

Terelu Campos ya se sometió el pasado mes de julio a una tumorectomía en la mama izquierda, después de que le diagnosticasen por segunda vez un cáncer de pecho.

La palabra cáncer resonaba otra vez en la cabeza de la presentadora, quien ya tenía el alta por haber sufrido en 2012 un carcinoma maligno en el pecho derecho.

Un duro golpe

Cinco años luchando, viviendo angustiada, pero ya respiraba por llegar "a la meta", decía Terelu en una entrevista a su hermana Carmen Borrego. "Ha llegado el día, estoy curada", publicaba en portada ¡Hola!

Mientras se recuperaba de la operación y tras valorar los resultados de las últimas pruebas, Terelu Campos decidía practicarse una doble mastectomía por el riesgo de que el cáncer se le reproduzca.

En una entrevista exclusiva con ¡Hola!, la periodista explicaba la decisión. Las papeletas de Terelu de desarrollar la enfermedad eran elevadas: su madre tuvo un cáncer de garganta, su hermana Carmen Borrego un túmor en el utero y su tía Araceli murió de un cáncer de pecho.

Por este motivo, la colaboradora de Sálvame prefirió minimizar el riesgo. Aunque sin duda la gran preocupación de la Campos es Alejandra, su única hija. "Mi mayor alivio sería que, genéticamente, no le transmita nada, que todo lo malo me pase solo a mí".

Precisamente, su hija Alejandra ha querido hacer público el apoyo que da a su madre subiendo a su perfil de Instagram una foto con ella cuando era una niña. Más que nunca, las Campos han hecho piña.

Ver esta publicación en Instagram

🤞🏽🖤

Una publicación compartida de ALX 🖤 (@alerubioc) el6 Oct, 2018 a las 6:52 PDT