Abascal
Santiago Abascal, durante su discurso en Vistalegre. EFE

Ciudadanos evita pronunciarse y el PP ha tendido tímidamente la mano. Esas son las posiciones de los dos partidos de centroderecha ante la irrupción de la opción extremista de Vox. La formación de Santiago Abascal, que se mantiene lejos de ser importante en las encuestas, ha asomado la cabeza.

En este contexto y con una opción de extrema derecha hasta ahora inexistente en España, conviene preguntarse cuáles son sus opciones reales primero de poder entrar en el Congreso y posteriormente de erigirse como una opción política relevante.

José Pablo Ferrandiz, de Metroscopia, y la politóloga Marta Romero atienden a 20minutos para tratar de analizar dónde están las opciones de Vox y cuál puede ser su perfil de votante de cara a los comicios autonómicos y municipales de 2019 y los generales de 2020.

¿Es Vox una opción real en el panorama político español?

"Es prematuro". José Pablo Ferrandiz considera que es pronto para hablar de que Vox sea una realidad: "Habría que esperar unos meses, porque hay que tener en cuenta que las encuestas muestran un escenario en el que Casado está sin consolidar", expresa. Para Ferrandiz hay valorar también que a medida que se acerquen las elecciones "la mentalidad de los votantes cambiará". 

Marta Romero, por su parte, coincide con que la evolución "se verá con el tiempo", pero no considera una cifra relevante las 10.000 personas que acudieron a Vistalegre. "¿Qué pasa si ahora se presentan en Andalucía y fracasan?", se cuestiona la politóloga dentro de esa cautela.

¿Hasta que punto es relevante políticamente su acto de Vistalegre?

En este sentido, Ferrandiz ve la relevancia en el hecho de que "ha tenido presencia en los medios de comunicación", algo que tiene calado sobre todo en la gente mayor. "Son el perfil de votante que si ven estos actos en la tele, dejan de sentirse solos, por así decir", conlcuye el sociólogo. De la misma idea es la politóloga. Romero cree que con Vox estamos ante un "boom mediático", pero recuerda que la formación "no nació este domingo".

¿Dónde está su caladero de votantes?

Entra en juego también una clave: en España no hay votantes de extrema derecha como tal. "Si la ultraderecha en una escala del 1 al 10 está en el 10, en nuestro país no hay votantes ni en el 9 ni en el 10", revela Ferrandiz. Por ello, el votante de Vox son personas desencantadas con el PP que van "más hacia la derecha". Recuerda además que el caso de Podemos fue distinto porque "cogieron una parte del electorado que se iba hacia la abstención" y eso "con Vox no pasa". Añade además que las ideas del partido tienen "poca cabida".

Marta Romero va más allá: "Sus votantes sí son de extrema derecha". Y añade dos componentes más. Por un lado, son gente de clase alta y por otro, dice, "conviene ver dónde tienen mayor respaldo: ahora sus mayores porcentajes son en Murcia, Madrid y Extremadura (según el CIS), y eso puede ser importante o no en unas elecciones generales".

Los 'desencantados' con el PP tendían a irse a Ciudadanos, ¿puede cambiar esa tendencia hacia Vox?

"Sí, claro". Rotundidad por parte de José Pablo Ferrandiz, quien expresa que "habrá votantes que se fueron del PP a Cs y a los que tampoco Rivera habrá convencido". Esos electores ahora "virarán hacia Vox". Recuerda, además, que el PP necesita controlar "la doble fuga" de votos: por un lado hacia la formación naranja y por otro hacia el partido de Abascal.

Romero coincide, y apunta a que Vox es "el beneficiado" de la "lucha" entre PP y Ciudadanos por escorarse hacia la derecha. De hecho, según el CIS "roba más votos a Ciudadanos (1,9%) que al PP (1,7%)".

¿Se puede decir que acaparan a una parte del electorado que no se siente o no está representada?

"Si, esa es otra de las claves", comentan desde Metroscopia. "Vox no introduce nuevos votantes, sino que se nutre de aquellos que no tienen un partido que comulgue del todo con sus ideas o bien de los decepcionados".

¿Cuál sería la reacción más lógica de PP y Cs frente a la formación de Abascal?

Tras conocer las primeras reacciones de populares y naranjas, Ferrandiz considera que la posición más lógica sería que "ambos se mantuvieran cercanos al centro". Reconoce el tic del PP de "querer ser una fuerza aglutinadora" pero considera que sería más fructífero que tanto Casado como Rivera compitieran "más en el centro" porque "es ahí donde está la masa crítica" de electores.

Marta Romero da otra visión, sobre todo en el caso de los populares: "Al PP le preocupa la pérdida de votos, pero también el hecho de que ya no aglutina a los votantes de derechas". Para ella, Vox es el "daño colateral" de que el PP y Cs hayan girado a la derecha: "Entran de lleno en los temas que se pueden considerar propios de Vox".

Vemos como en Europa han calado discursos de extrema derecha como los del Frente Nacional o la Liga Norte, en España ha tardado más y no tiene tanta presencia. ¿Por qué?

"No tiene fuerza porque en España los ejes centrales de los discursos de extrema derecha como la inmigración o Europa no son relevantes", dicen desde Metroscopia. Además, añade Ferrandiz que el pasado dictatorial en nuestro país "hace que la gente rehuya estas opciones".

"Hay que ver también qué citas electorales eligen, y tener en cuenta que en las elecciones europeas pueden tener cierta ventaja dado que no hay techo de voto", cuenta Romero.

Suelen ser partidos que se crecen durante la crisis económica, pero con Vox no fue así. ¿Hay algún motivo que lo explique?

La crisis económica, por otro lado, suele ir ligada a un "sentimiento antieuropeo" que en España "no existe". Ferrandiz da un paso más: "Durante la crisis la UE se ha desgastado para los españoles, pero lo seguimos viendo como algo positivo y no como un elemento que haya que rechazar". Esos punos hacen que el discurso de Vox "no tenga calado".

¿Qué puede suponer la entrada de Vox en el Congreso?

Ferrandiz aquí vuelve a mirar al medio plazo para asegurar que Vox no será ni mucho menos decisivo. "Tendrán una noche de gloria el día de las elecciones", pero "no formarán parte de ningún pacto de Gobierno". Hay que tener en cuenta que los "pocos escaños" con los que contaría le harían "muy poco presente" a medida que avanzara la legislatura.

Marta Romero, en cambio, supone aventurado este escenario. "Hay que tener en cuenta que con la fragmentación de la derecha, los escaños de Vox sí que pueden ser relevantes en según qué acuerdos. Pueden ser pocos pero importantes", dice.

¿Podemos considerarlo, como algunos tildan, de peligroso?

"No sé si peligroso pero sus propuestas son poco amables", esgrime Ferrandiz, algo con lo que concuerda Romero. Para el sociólogo, una de las claves estará en cómo se trate el discurso de Vox desde los medios. "Se reforzarán si se refuerza su mensaje en los puntos clave, como puede ser la inmigración, pero quizás no sean tan firmes en temas como la política económica", sentencia.