Isabel Gemio
La periodista Isabel Gemio, en la Global Gift Gala. GTRES

El hijo mayor de Isabel Gemio, al que adoptó cuando él tenía 9 meses, padece una enfermedad degenerativa incurable.

Sin embargo, el diagnostico de Gustavo no lo recibió hasta que el niño no tuvo 23 meses, momento en el que la presentadora estaba embarazada de Diego, fruto de su relación con Nilo Manrique.

La noticia fue demoledora: "Me daba pavor que afectara al hijo que que llevaba dentro", recuerda la periodista en Mi hijo, mi maestro, el libro que ha publicado sobre la distrofia muscular de Duchenne que tiene su primogénito.

Junto a sus dos hijos, Isabel dice haber construido un muro interior. Cuando Diego tenía 6 años le preguntó a su madre si podía "darle las piernas a su hermano", el cual tiene mobilidad reducida y necesita asistencia constante. "Tiene una asistente las 24 horas del día", explica la presentadora.

Con 8 años operaron a Gustavo del talón de Aquiles, y ya no volvió a andar. "Fue un trauma", relata Isabel, quien confiesa que ha "sufrido mucho" escribiendo el libro.

La periodista se emociona al explicar lo duro que ha sido para ella que su hijo ya no pudiera abrazarla: "Eso fue terrible, pasa poco a poco: no podía subir los brazos hasta los hombros".