Ana Obregón, sobre el cáncer de Álex: "Se me olvidaron las cremas y el maquillaje, he sido yo en carne viva"

Ana Obregón y su hijo, Álex Lequio, en una imagen compartida por ambos en Instagram.
Ana Obregón y su hijo, Álex Lequio, en una imagen compartida por ambos en Instagram.
@ana_obregon_oficial / INSTAGRAM
Por primera vez, Ana Obregón ha decidido abrir su corazón y lo ha hecho en exclusiva para la revista ¡Hola!. Una entrevista donde la popular actriz desnuda sus sentimientos y habla sin tapujos de todo el duro proceso que han tenido que vivir ella y Álex Lequio durante 6 meses en Estados Unidos, donde su hijo se estaba tratando contra un cáncer.

Ana Obregón ha concedido su entrevista más esperada en la que relata los duros momentos que ha vivido tras detectarle a su hijo Álex Lequio un tumor.

El relato en primera persona de una madre emocionada que "nunca va a olvidar aquel 23 de marzo de 2018", dice en exclusiva para la revista ¡Hola!

"Al tercer día de ingresar a Álex en urgencias nos dan la tremenda noticia: tiene un tumor maligno de los que hay muy pocos casos en el mundo", explica la actriz.

Mientras Álex permanecía dormido por la sedación, Ana se pasó "toda la noche llorando" al lado de su hijo. En ese instante, la actriz supo "que ya no podía desmoronarse".

Rápidamente, buscaron algún sitio en el que hubiesen tratado casos como el de Álex y encontraron el Memorial Sloan Keterrin Cancer Center de Nueva York, centro en el que habían detectado este tipo de cáncer, y donde tenían un tratamiento.

En 48 horas, Ana Obregón gestionó billetes, hoteles, contactó con los médicos, recopiló las pruebas médicas… y se subió a un avión con su hijo tomando morfina porque los dolores que tenía eran insoportables.

"Me hubiese gustado que alguien me abrazase"

Nada más poner un pie en Estados Unidos comenzaron a tratar a Álex de inmediato. Seis meses sin salir de los hospitales. Seis meses en los que Ana no se ha despegado de su hijo, ha dormido en pasillos de centros médicos y ha aparcado todos sus compromisos laborales.

"He hecho y desecho maletas y cambiado de casa unas cinco veces..." comenta la madrileña.  Y añade: "Alguna noche me hubiese encantado que alguien me abrazara".

Al parecer tanta ida y venida era porque en Estados Unidos "no puedes estar más de mes y medio en un hotel", según cuenta Ana Obregón. Esto les obligó a ir cambiando de residencia hasta que finalmente encontraron un apartamento.

"Me he anulado por completo como ser humano para centrarme en cuerpo y alma en mi hijo", dice la Obregón. De hecho, viajó con un vaquero y dos vestidos con los que ha estado "seis meses".

Con las prisas se le olvidó el maquillaje y las cremas para la cara. Según explica Ana en ¡Hola! ha estado meses "usando la de los hoteles" y añade: "He sido yo en carne viva, luchando con y por mi hijo".

La bióloga y su único hijo, que cumplió 26 años en Nueva York, han regresado por fin a España porque él ya puede finalizar los tratamientos en Madrid. No obstante, tendrán que viajar a Nueva York cada tres meses para hacerse revisiones.

Hasta ahora, los tratamientos de Álex solían ser tres días seguidos y diez horas diarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento