Plataforma Trans
Miembros de la plataforma trans se manifiestan a las puertas del Congreso de los Diputados. EFE

La huelga de hambre iniciada este miércoles en protesta porque la propuesta de ley de transexualidad se mantenía "congelada" desde febrero, ha sido finalmente desconvocada. "La lucha ha tenido sus frutos", explican a 20minutos los organizadores de esta huelga. "Hemos conseguido lo que pedíamos, una fecha".

Un total de 17 activistas trans habían anunciado hoy en las puertas del Congreso de los Diputados que iniciaban una huelga de hambre. La llamaban #FuriaTrans y aspiraban a presionar a Unidos Podemos en el Congreso para que agilizase la tramitación parlamentaria de la ley integral de transexualidad que la formación morada registró en febrero y que permitiría, entre otras cosas, que los menores transexuales puedan elegir su género sin precisar autorización paterna.

"Tenemos ya el compromiso de Unidos Podemos que, en la mesa bilateral con el Gobierno, el proyecto se presente por la vía del proyecto de ley por el propio Ejecutivo". Los organizadores de esta huelga de hambre eran transexuales y familiares de menores de edad transexuales de la Plataforma Trans. Los activistas mantenían que la norma contaría con el apoyo de otras fuerzas políticas, entre ellas el PSOE, ahora en el Gobierno, y Ciudadanos.

Unidos Podemos negaba retrasos en la tramitación parlamentaria, afirmaba que estaría dentro de los plazos habituales, y confiaba en que la huelga sirviese para que el Gobierno socialista agilizase esta legislación por la vía de un proyecto de ley.

La ley integral de transexualidad, tal y como la presentó Unidos Podemos, supondría la despatologización de la transexualidad, al no estar condicionado el cambio de sexo a un informe médico o psicológico, y los menores de 16 años podrían acceder a los tratamientos hormonales sin permiso de sus padres, con la tutela de un defensor judicial.

La transexual anadaluza Mar Cambrollé, presidenta de transexuales de Andalucía, fue la impulsora de esta huelga de hambre, en la que ha estado acompañada por presidentes de otras asociaciones regionales y padres de menores trans. "Entre nosotros hay gente que no está muy bien de salud y en tres días máximo tendrían que estar en el hospital, pero esperemos que antes nos den una fecha para llevar a pleno esta ley que lleva ocho meses en un cajón. Solo pedimos eso, no la ley, una fecha para iniciar su tramitación parlamentaria", explicaba a 20minutos al comienzo de la protesta.

En un vídeo en el que Cambrollé defiende la huelga consideraba "la necesidad de equidad e igualdad para todos los ciudadanos y ciudadanas del Estado, ahora que en España hay regiones que ya cuentan con leyes para trasnsexuales, como Andalucía, Madrid, Valencia y Aragón, lo cual genera desigualdad territorial y la necesidad de una ley de ámbito estatal".

A juicio del colectivo Plataforma Trans, la primera ley de transexualidad española (de 2007) por su carácter meramente administrativo ha quedado obsoleta y no cumple las directivas internacionales. Ni con la integridad y transversalidad que reclaman los y las transexuales, que se sienten uno de los colectivos más "golpeados" y "olvidados".

La ley propuesta por Unidos Podemos contempla que el Sistema Nacional de Salud cubra los tratamientos hormonales, las intervenciones quirúrgicas y el acceso a la reproducción asistida del colectivo. También propone el asilo para las migrantes que sufran persecución por este motivo, asistencia jurídica a  quienes hayan sido víctimas de violencia por su condición.

En su defensa el día de su registro, Mar Puig, de Podemos, destacó que con la aprobación de esta norma se cumpliría "con una demanda histórica" del colectivo, abarcando aspectos registrales, de salud, educativos, laborales, jurídicos o deportivos.