Semillas de ricino
Semillas de ricino WIKIPEDIA

Un paquete con ricina enviado al servicio de correos del Departamento de Defensa de Estados Unidos han hecho saltar las alarmas de todo el país. Pasadas las seis de la tarde de este martes, autoridades del Pentágono alertaron de la presencia de esta sustancia, cada vez más habitual en ataques a altos cargos, ¿pero qué es exactamente la ricina?

Se trata de una sustancia mortal que se extrae de la planta del ricino, también conocida como higuera infernal. Con aspecto de arbusto, el Ricinus communis -como es conocido científicamente- puede encontrarse en África, y su veneno puede ser visiblemente detectable pues cubre por dentro, pero también por fuera, las hojas de la planta en forma de polvo blanco.

¿Cómo se presenta?

La ricina se presenta en diversas formas: granulada, vaporizada o disuelta en líquido. En cualquiera de sus formas, es uno de los venenos más potentes que se conocen, según señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

¿Cómo actúa?

Esta toxina es extremadamente peligrosa. Tan solo su inhalación puede causar la muerte de un ser humano adulto. Una vez en el cuerpo, impide que las células continúen creando proteínas, necesarias para vivir. Tan solo 500 microgramos de ingesta provocan náuseas, vómitos, insuficiencia renal y hemorragias internas a partir de las siguientes seis horas, frenando finalmente los procesos químicos del organismo. 

En caso de haber sido inhalada, los síntomas comienzan a aparecer a los ocho días. Primero tos, presión en el pecho y dolor de músculos. Poco a poco los pulmones de la persona afectada se inflamarían hasta impedir la respiración. 

¿Puede tratarse?

No existe ningún protocolo exhausto para evitar los síntomas. Por lo general, el organismo soporta esta sustancia entre 26 y 48 horas. Si la persona sobrevive cinco días después del contacto con ricina, puede salvarse recibiendo un tratamiento médico que incluye purgado de estómago, hidratación constante y ayudas respiratorias. Todo ello depende de la forma en la que el veneno ha entrado en el cuerpo.