Cáseda
Los tres presuntos autores del triple crimen en Cáseda, trasladados el juzgado. Jesús Diges / EFE

Dos asociaciones de la Guardia Civil han denunciado que el 112 de Navarra no les pasó el aviso del tiroteo ocurrido este miércoles en la localidad navarra de Cáseda, una reyerta entre familias de etnia gitana que se saldó con la muerte de un padre y sus dos hijos. El cuartel de la Benemérita está a 100 metros del lugar de los hechos, por lo que un aviso a tiempo pudo haber evitado muertes, según afirman las asociaciones.

La asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC) ha pedido a la Fiscalía la apertura de diligencias de investigación penal para esclarecer las circunstancias en las que se produjo la comunicación de la reyerta.

En el escrito dirigido a la Fiscalía de Navarra la asociación IGC se hace eco de una información publicada por Diario de Navarra, en la que un vecino de Cáseda denuncia que el pasado martes a las 18:54 horas "alertó a emergencias llamando al 112 sobre un hecho del que resultó su supuesto triple crimen por homicidio".

La operadora se negó

Esa persona relata que en su interlocución con la operadora 112 "le hizo observación en varias ocasiones de la necesidad de avisar a la Guardia Civil, cuyo cuartel se encontraba a unos 100 metros de donde acaecía el supuesto hecho delictivo con resultado de tres personas fallecidas, declinando la interlocutora dicha posibilidad".

Tras recordar que la Guardia Civil comparte con la  Policía Foral de Navarra todas las competencias relacionadas con la Seguridad Ciudadana y que SOS Navarra es el centro de gestión de emergencias "único e integrado", plantea que se investigue lo sucedido porque de ser cierto podría darse la concurrencia de "varios presuntos delitos".

En ese sentido, apunta que se podría estar "en un caso de insuficiencia de utilización de todos los medios disponibles para prevenir o evitar la comisión de presuntos delitos" y por lo tanto se podría estar ante delitos "por la supuesta omisión del deber de socorro o denegación de auxilio, de la omisión de impedir los delitos, o de la prevaricación".

Por eso considera conveniente "cuando menos," la apertura de diligencias de investigación penal para esclarecer cómo se produjeron esas comunicaciones e igualmente "si existen órdenes en el sentido de excluir de dicha alerta a la Guardia Civil, los motivos de dicho supuesto hecho u órdenes, e incluso los casos o acontecimientos en los que no se ha dado conocimiento a la Guardia Civil de una emergencia en la que su actuación fuera necesaria"

Asimismo pide que se determine si la intervención de la Guardia Civil, al tiempo que lo hubiera hecho la Policía Foral, de existir disponibilidad de efectivos" hubiera podido "impedir la comisión de un hecho delictivo o sus resultados".

Denuncia de la AEGC

Por otra parte, la Asociación Española de la Guardia Civil ha distribuido un comunicado en el que apunta que el cuerpo fue excluido del aviso por cuestiones "políticas".

"La tragedia que se ha vivido en este municipio pudo evitarse si se hubiera atendido a la llamada que un vecino del municipio realizó al 112 solicitando la rápida intervención del puesto de la Guardia Civil que se encontraba a escasos 100 metros de la casa en la que se produjo la agresión", señala el comunicado.

Pese a ello, continúa, los guardias civiles fueron los primeros en llegar, al recibir el aviso de uno de sus propios canales.

La AEGC manifiesta que en el 112 navarro "no acaban de entender" que el bien ciudadano debe estar "por encima de cualquier interés político o corporativista".

"Lo ocurrido en Cáseda no ha sido un suceso aislado", asegura el comunicado. "Como han podido comprobar los compañeros destinados en la Comunidad Foral en más de una ocasión cuando han estado realizando
controles rutinarios han podido comprobar como acudía a un aviso, por ejemplo, de violencia de género los forales cuando eran ellos, los guardias civiles, los que tenían más rapidez de respuesta por encontrarse en las proximidades".

La asociación espera que a partir de la tragedia en Cáseda "comience de verdad a haber coordinación entre todos los cuerpos policiales y que nunca más tengamos que lamentar unos hechos como los de
Cáseda por no tener interés en que las policías se coordinen".