Papa Francisco
El papa Francisco, durante una audiencia en el Vaticano. Vincenzo Pinto / EFE

Un obispo de la ciudad india de Jalandhar, Franco Mulakkal, presentó hace una semana su renuncia temporal a sus responsabilidades pastorales en la diócesis tras ser denunciado por presuntamente violar a una monja. El papa ha aceptado este jueves su solicitud, según informa en un comunicado la Conferencia Episcopal India.

"Habiendo considerado todas las circunstancias, el Santo Padre ha aceptado esta solicitud del obispo Mulakkal y ha nombrado al prelado Agnelo Rufino Gracias, obispo auxiliar emérito de la Arquidiócesis de Bombay como Administrador Apostólico de la diócesis de Jalandhar con efecto inmediato", añade el comunicado firmado por el presidente de la Conferencia Episcopal, Oswald Cardinal Gracias.

Según informó Reuters, la policía de Kerala llamó al obispo para una nueva ronda de interrogatorios el pasado miércoles en el estado sureño de la India. El obispo ha negado las acusaciones. La religiosa, sin embargo, le acusa de violarla repetidas veces durante dos años desde mayo de 2014 y también ha remitido una carta al Pontífice en la que exige acciones contra Mulakkal.

Además, un grupo de monjas católicas ha lanzado una protesta callejera hace más de una semana en Kochi, el centro financiero del estado, exigiendo justicia para la religiosa. La protesta ha ganado impulso con la participación de los cuerpos cristianos, activistas, escritores y locales.