Hailey Baldwin
La modelo Hailey Baldwin pasea por las calles de Nueva York. GTRES

Por norma general, cuando alguien compra un bañador espera poderlo usar en la piscina. Pero si se trata de Gucci la cosa cambia... La marca tiene un elegante traje de baño en blanco que tiene un pequeño problema: no puede mojarse en cloro.

Sin embargo, ha sido todo un éxito de ventas quizás porque lo llevó la modelo Hailey Baldwin, la pareja de Justin Bierber, en Instagram.

La descripción del precioso artículo dice claramente: "Debido a la naturaleza de este tejido en particular, este traje de baño no debe entrar en contacto con el cloro".

El bañador, que tiene en la parte delantera su icónico logo, está realizado con un 80% de nylon y 20% de elastano, materiales aparentemente sensibles al cloro.

A la vista de cómo se publicita el bañador en la web de la marca está pensado para llevarlo por la calle como si fuera un body: con vaqueros, tacones y una cazadora de cuero.

En redes sociales, el bañador de Gucci ha causado desconcierto: "Gucci está provocando al mundo con un bañador que cuesta 320 euros y que literalmente no puedes usar para nadar".

"Gucci vende trajes de baño y te aconsejan que no te metas a nadar", comenta otro usuario. Hay quien lo ve como reclamo publicitario para la marca. "La idiotez típica de la alta costura... ¡les estás pagando por ser un anuncio ambulante! ---> Gucci está vendiendo un traje de baño de 320 euros que no se puede usar para nadar"

A pesar de este ligero inconviente, la pieza, que cuesta 320 euros, ya está agotada.