Meritxell Batet y Ernest Maragall.
Meritxell Batet y Ernest Maragall. MINITERIO DE POLÍTICA TERRITORIAL - Archivo

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha desmentido este jueves "rotundamente" que haya dado instrucciones a la Fiscalía para que rebajara las acusaciones contra los líderes independentistas, como ha asegurado el conseller de Exteriores de la Generalitat, Ernest Maragall.

En declaraciones a los medios, Batet ha asegurado que las declaraciones de Maragall, en una entrevista en Onda Cero, son "absolutamente falsas" y le exigido que "lo aclare y rectifique sus propias palabras".

Batet ha afirmado que "tanto en público como en privado, todos y cada uno de los miembros de este Gobierno hemos dicho exactamente lo mismo: máximo respeto a la autonomía de la Fiscalía General del Estado, entre otras cosas, porque es una autonomía garantizada constitucionalmente".

"Y máximo respeto -ha dicho- a la independencia del poder judicial".

Las declaraciones de Maragall

El conseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Ernest Maragall, ha afirmado este jueves que la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, se comprometió a dar instrucciones a la Fiscalía sobre el proceso soberanista: "El Gobierno del Estado nos lo dijo directamente en la comisión bilateral".

En una entrevista de Onda Cero, ha dicho que el Gobierno del Estado lo dijo en la comisión bilateral con la Generalitat y que la ministra Batet fue quien se expresó como representante del Gobierno: "Eso no es forzar las cosas, es lo natural", ha afirmado.

"Al Gobierno le corresponde dar instrucciones a la Fiscalía, en general, no a un fiscal en concreto, en lo que se llama la política criminal del país. ¿Eso no debería incurrir en una determinada definición y criterio sobre la situación que estamos viviendo? Pues sin duda sí, es su responsabilidad expresar su opinión".

Ha asegurado que tendría bastante con que el Gobierno expresara su posición de fondo sobre esta cuestión, que dijera "que aquí no hay rebelión", como Gobierno, porque lo puede decir como el Gobierno anterior decía lo contrario, ha afirmado.

Maragall ha valorado que si desde el Gobierno quieren encontrar una solución política en Catalunya "deben realizar una política criminal distinta y entender que el conflicto político en Catalunya ha tenido una expresión de violencia institucional que debe cambiar".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.