Ángel Garó
El actor andaluz Ángel Paredes, más conocido como Ángel Garó. Reduan Dris / EFE

El humorista Ángel Garó tendrá que salir de la casa de Gran Hermano VIP 6 para acudir a una cita con la Justicia. El Juzgado número 5 de Málaga le ha citado a declarar por la denunica de su exapereja por malos tratos, tal y como ha informó Sálvame el pasado martes.

El andaluz tendrá que abandonar la casa de Guadalix de la Sierra durante unas horas el próximo 26 de septiembre. Una vez en Málaga, el humorista tendrá que defenderse de las acusaciones de Darío Albelaira, su expareja, de malos tratos, llegando a afirmar que le había tirado por las escaleras.

Esta no es la primera vez que un concursante tiene que abandonar un reality show por trámites judiciales. Ya ocurrió en la pasada edición de Supervivientes, cuando María Jesús Ruiz tuvo que viajar a España desde Honduras por el juicio que tenía pendiente con su expareja. Una situación que la obligó a estar totalmente incomunicada  y que ella misma llegó a calificar como peor que estar en la isla: no pudo hablar con nadie, salía a la calle rodeada de gente del programa y con unos cascos insonrizados.

Bajo estas condiciones tendrá que salir Ángel Garó de la casa de Guadalix, unas medidas de precaución para que el participante de Gran Hermano VIP 6 no reciba información del exterior, ni pueda verse influido por las opiniones de curiosos, personas de a pie y medios de comunicación.