Dolores Delgado
Dolores Delgado, ministra de Justicia, en el Congreso. CONGRESO

La ministra de Justicia, Dolores Delgando, ha avanzado que su departamento ha encargado un estudio "riguroso" para suprimir determinados aforamientos de cargos públicos, manteniendo las excepciones que se consideren "indispensables".

Según ha reconocido al responder a una interpelación del portavoz de Justicia de Cs, Ignacio Prendes, hay un excesivo número de aforados y se debe también racionalizar el régimen para limitar el aforamiento a los supuestos de delitos relacionados directamente con el ejercicio del cargo que ejercen.

Ha concretado que Justicia ha encargado este estudio a la sección procesal de la comisión general de codificación al entender que había que afrontar esta cuestión por dos motivos fundamentales: primero, por el principio de igualdad y, segundo, por el derecho a contar con un juez ordinario predeterminado por la ley.

Durante su intervención, ha aprovechado para asegurar que el líder del PP, Pablo Casado, estaría imputado al igual que sus compañeros de máster si los aforamientos se circunscribieran a determinados aspectos.

Estas afirmaciones han generado el malestar de la bancada popular, cuya portavoz, Dolors Montserrat, ha pedido a la ministra que retirara sus palabras, lo que ella no ha hecho.