Agujero nave Soyuz Ms-09
Imagen del agujero en la nave Soyuz Ms-09. NASA

El pasado miércoles 28 de agosto la tripulación de la nave Soyuz MS-09, acoplada desde el pasado junio a la Estación Espacial Internacional (EEI), detectó una bajada en la presión por una fuga de aire. La causa, un pequeño agujero que ya fue arreglado por sus ocupantes. 

Una vez rechazada la hipótesis de que el agujero se produjo tras un choque contra un pequeño meteorito, el director de la Agencia Espacial Rusa, Dmitriy Rogozin, ha declarado a la cadena RIA Novosti que el agujero parece hecho por "una mano temblorosa". Por ello, no descartan que "haya sido un acto de interferencia desde el espacio" y en los últimos días, la agencia espacial rusa Roscosmos no descarta que se haya tratado de un sabotaje.

Otra versión que no ha sido descartada fue la que lanzó el exastronauta Maxim Surayev, quien apuntaba a una posible manipulación de algún cosmonauta que, fuera de sus cabales, quisiera regresar a Tierra antes de tiempo. "Todos somos humanos y cualquiera puede desear volver a su casa, pero usar este método es una bajeza", dijo.

No obstante, el exingeniero Alexander Zheleznyakov, reconoció a la agencia de noticias TASS la escasa posibilidad de que se produjera ese hecho puesto que "hacer ese agujero en gravedad cero sería casi imposible en esa parte de la nave".

En su lugar, se baraja la posibilidad de que se diera un accidente mientras se realizaban las pruebas de la nave en el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) y que después fuera sellado antes del despegue.

Mientras tanto, continúa la investigación por parte de la corporación rusa Energia, que fabrica naves espaciales de tripulación y carga, para esclarecer lo sucedido.

Futuro de la tripulación 

La tripulación, que nunca tuvo el riesgo de perder la vida, se encuentra compuesta por seis astronautas: Andrew Feustel (EE UU), Oleg Artmyev (Rusia), Richard Arnold (EE UU), Sergey Prokopiev (Rusia), Alexander Gerst (Alemania) y Serena Aunon-Chancellor (EE UU). Todos ellos se encuentran en perfecto estado de salud y su regreso a Tierra sigue previsto para el próximo mes de diciembre.