El presidente de la Generalitat, Quim Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. Europa Press - Archivo

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha señalado este miércoles que planteará al Parlament la "opción" de abrir las cárceles a los políticos catalanes presos si estos son condenados.

Torra, horas después de asegurar que no aceptará una sentencia que no sea absolutoria ha dicho, a preguntas de los periodistas: "Yo plantearé una opción al Parlament de Catalunya y pienso que la decisión que adopte el Parlament debe ser comunicada a los representantes en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo".

Por otro lado, ha rechazado un adelanto electoral en Cataluña y ha confiado en que se aprobarán los Presupuestos de 2019: "No tengo ninguna intención de convocar elecciones".

"No veo el motivo de por qué. Los Presupuestos los ganaremos" buscando el apoyo de la CUP y de los Comuns, ha explicado este miércoles en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

Torra cree que adelantar los comicios es incompatible con el llamamiento a la movilización que hizo en su conferencia política del martes y con la "marcha por los derechos civiles" que pretende impulsar hasta la celebración de los juicios a los líderes soberanistas investigados.

"Ha llegado el momento de decir basta, hagamos esta gran movilización por los derechos civiles y sociales del país" hasta el invierno si es necesario, y ha apelado a la marcha que lideró Martin Luther King en Estados Unidos.

Para afrontar esta movilización, ha pedido "un altísimo grado de coordinación de Govern, sociedad civil, cárceles y exilio" que permita materializar la República, y ha reiterado que no aceptará unas sentencias que no sean absolutorias.

Asimismo, ha rechazado que las acciones que emprenda su Ejecutivo o que la movilización popular puedan influir en el caso que estudia el Tribunal Supremo: "Que nadie sea tan mezquino de atribuir lo que podamos hacer a la responsabilidad del anterior Govern".

"Basta de miedos, de amenazas y de pensar que si hacemos no sé qué a los presos les pasará algo", una situación que para Torra, de producirse, probaría que se trata de un juicio político, ha dicho.