La casa de Demi Lovato
Demi Lovato ha puesto a la venta su mansión de Los Ángeles. ZILLOW

Demi Lovato ha decidido vender su casa de Hollywood Hills (Los Ángeles), donde sufrió una sobredosis con Oxicodona mezclada con fentanillo el pasado 24 de julio por la que estuvo a punto de morir.

La propiedad, que le costó a la cantante 7 millones de euros en septiembre de 2016, se está vendiendo por más de 8 millones de euros, según informa TMZ.

Tiene cuatro dormitorios, seis baños y ocupa una superficie de más de cinco mil metros cuadrados, pero la mansión no ha dejado de darle problemas a la cantante desde que la compró.

Unos meses después de adquirirla, en enero de 2017, las fuertes lluvias afectaron al terreno en el que se encuentra la parcela de Lovato, provocando deslizamientos de tierra que pusieron en peligro la casa.

Por otro lado, la Policía desmanteló hace unos días un plan para intentar desvalijar la casa, aprovechando la ausencia de Lovato.

"Necesito tiempo para curarme"

Se cree que la joven, de 26 años, no ha vuelto a pisar su casa desde el incidente teniendo en cuenta que nada más salir del hospital Cedars-Sinai fue directamente a un centro de rehabilitación para curar sus adicciones. "Necesito tiempo para curarme y concentrarme en mi sobriedad. Espero ansiosa el día en que pueda decir que salí del otro lado", decía Lovato antes de internarse.

Los paramédicos tuvieron que usar Narcan, un antídoto opiáceo, después de que un miembro de su personal la encontrase incosciente. Despues de aquello, Lovato permaneció diez días ingresada en el hospital porque tuvo algunas complicaciones.

Cuando estuvo fuera de peligro, la artista escribió un mensaje en su cuenta de Instagram en el que volvía a hablar sobre su problema con las drogas: "Siempre he sido transparente sobre mi adicción. Lo que he aprendido es que esta enfermedad no es algo que desaparece o se desvanece con el tiempo. Es algo que debo superar porque todavía no he logrado".

Además, Lovato aprovechó para dar las gracias a sus fans por todos los mensajes de cariño. "Estoy eternamente agradecida por todo su amor y apoyo. Sus mensajes positivos y oraciones me han ayudado a superar este momento difícil", escribía la cantante.

También dedicó unas líneas a su familia, su equipo y al personal del hospital: "Sin ellos, no estaría aquí escribiendo esta carta".

Blonde-ish...... 💛

Una publicación compartida de Demi Lovato (@ddlovato) el20 Jul, 2018 a las 11:15 PDT