Bikini de pata
Bikini de pata con el que fue expulsada Gemma Rodríguez de la piscina municipal de Pilar de Horadada (Alicante). RAKEL PÉREZ / FACEBOOK

El Ayuntamiento de Pilar de la Horadada (Alicante) permitirá utilizar en su piscina municipal el bañador de pata tras la denuncia que ha realizado una usuaria de la instalación que fue expulsada porque el personal de la piscina consideró que esta prenda —un bikini con pantalón corto en la parte de abajo— "no es bañador de mujer".

Así lo denunció la mujer en una publicación de Facebook en la que señaló que esta situación "le ha pasado a muchas mujeres en esa piscina". Al respecto, el concejal responsable del área de Deportes, Antonio Escudero, ha anunciado que ha dado la indicación al personal de que se permitan este tipo de bañadores.

Escudero, que ha pedido disculpas públicamente a la afectada, ha explicado que se dio la orden de no permitir el baño con prendas que no fueran bikini o bañador porque este verano habían tenido "muchos problemas con gente que intentaba bañarse vestida". "Ante la duda, antes el personal decidía no permitirlo, pero a partir de ahora sí se va a poder utilizar", ha manifestado.

Por su parte, Gemma Rodríguez, la denunciante, ha pedido "una disculpa desde el Ayuntamiento" para ella y su hija, que la acompañaba en aquel momento, ya que, asegura, el concejal de Deportes le envió un mensaje de WhatsApp en el que le pedía disculpas pero "en ningún momento se le ha pedido una disculpa oficial desde el Ayuntamiento".

"Exijo una disculpa oficial para mí, para mi hija y para todas las mujeres a las que les ha sucedido, y por supuesto, el cese del socorrista y la conserje, que fueron de todo menos amables", ha manifestado la afectada.

Consulta aquí más noticias de Alicante.