Miles de pensionistas exigen en plenas fiestas de Bilbao unas pensiones dignas

  • La convocatoria ha sido un "éxito", ya que a ellos se han sumado otros ciudadanos para apoyarlos.
  • Sin embargo, unas vallas les han impedido dar el discurso habitual en la plaza del Ayuntamiento.
Miles de jubilados y pensionistas vizcaínos durante el recorrido de la "gran manifestación intergeneracional" en defensa de pensiones públicas "dignas", coincidiendo con las fiestas de Bilbao.
Miles de jubilados y pensionistas vizcaínos durante el recorrido de la "gran manifestación intergeneracional" en defensa de pensiones públicas "dignas", coincidiendo con las fiestas de Bilbao.
EFE / Luis Tejido

Miles de pensionistas se han manifestado este lunes por las calles del centro de Bilbao en demanda de unas pensiones "dignas", en plenas fiestas de la capital vizcaína. Convocadas por el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, a la cita han acudido delegaciones de jubilados de otros territorios y comunidades autónomas limítrofes, como Álava, Gipuzkoa, Cantabria, Navarra, Asturias o Burgos.

Integrantes del movimiento encabezaban la marcha y portaban la pancarta en la que podía leerse el lema de la misma: 'Por unas pensiones públicas dignas', y han calificado de "éxito" la convocatoria, que ha transcurrido en un ambiente "festivo", encabezada por música de txistu, y el apoyo y respaldo desde las aceras de numeroso público que ha animado y coreado los lemas, principalmente 'Pensionistas aurrera' (adelante pensionistas) y 'las pensiones se defienden, gobierne quien gobierne'.

El colectivo ha querido transmitir que "el día grande de las fiestas de Bilbao es hoy, porque es un encuentro multitudinario de todos los pensionistas y todos son bienvenidos, y no hay que olvidar que hoy también es un día de fiesta en la ciudad", ha declarado al inicio de la marcha, Andrea Uña, una de las portavoces del movimiento.

La marcha, que ha partido minutos después del mediodía de la plaza Moyúa y, tras modificar su recorrido, en principio anunciado por calles paralelas a la Gran Vía, finalmente sí ha discurrido por la principal arteria bilbaína hasta la plaza Circular, para enfilar hacia la explanada del Ayuntamiento, donde ha concluido.

Allí, al final del recorrido y para su sorpresa, se encontraron unas vallas que impidieron que los pensionistas pudieran colocarse en las escalinatas del Consistorio para dar su habitual discurso de los lunes. "El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, nos ha hecho este regalo, unas vallas. Él no está con los pensionistas. No nos importa, nosotros no estamos con él", dijeron los portavoces a través de la megafonía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento