Robert de Niro
El actor Robert de Niro cumple 75 años. GTRES

Con un lugar ya reservado en el Olimpo de Hollywood como uno de los mejores actores de la historia, Robert de Niro cumple este viernes 75 años tras haber sido noticia últimamente por sus críticas al presidente de EEUU, Donald Trump, y por su esperada reunión con el director Martin Scorsese.

The Irishman es el título de la película que cruzará de nuevo los caminos del cineasta y el actor, un tándem de lujo que ya deslumbró en títulos como Taxi Driver (1976), Toro salvaje (1980), Uno de los nuestros (1990) o Casino (1995).

Actor fetiche de Scorsese durante décadas, antes de que Leonardo DiCaprio se convirtiera en el ojito derecho del realizador, De Niro (Nueva York, 1943) le debe al cineasta de origen italiano uno de sus dos Óscar gracias a su interpretación del boxeador Jake LaMotta en Toro salvaje (la otra estatuilla la logró por El padrino II, de Francis Ford Coppola, en 1975).

De Niro pondrá la guinda en The Irishman a un reparto de muchos quilates en el que también aparecen Al Pacino, Joe Pesci o Harvey Keitel. Y para rematar el cóctel perfecto, el filme supondrá el regreso de Scorsese y De Niro al cine de mafiosos, un campo en el que ambos se mueven con gran soltura.

Con un presupuesto de más de 140 millones de dólares, según el portal Deadline, y con un estreno previsto en 2019 en la plataforma digital Netflix, este largometraje, basado en el libro de Charles Brandt I Heard You Paint Houses, contará la historia de Frank The Irishman Sheeran, un mafioso que supuestamente estuvo involucrado en la muerte del sindicalista Jimmy Hoffa.

La cinta, además de ser la novena colaboración entre Scorsese y De Niro, supone también un cierto motivo de alivio para los fans del actor, que han visto cómo la carrera de su ídolo ha pasado por dubitativos momentos en los últimos años con papeles en filmes sin mayor enjundia como Dirty Grandpa (Mi abuelo es un peligro) (2016).

Además de la cinta de Scorsese, De Niro tiene confirmadas en el horizonte la película The War with Grandpa, junto a Christopher Walken y Uma Thurman; y la cinta sobre el personaje de Joker, villano de las historias de Batman, que protagonizará Joaquin Phoenix.

"¡Que le jodan a Trump!"

Pero al margen de sus proyectos cinematográficos, De Niro ha aparecido en los medios últimamente por sus constantes y contundentes críticas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La última de ellas, tal vez la más impactante, tuvo lugar durante la última edición de los premios Tony, en donde soltó sus dardos nada más pisar el escenario.
"Solo voy a decir una cosa: ¡Que le jodan a Trump!", gritó el actor, que desató así la ovación del público.

Dada la facilidad del polémico magnate para responder a todos y cada uno de los que le critican, no sorprendió que Trump replicara al día siguiente cuestionando la inteligencia del artista.

"Robert de Niro, un individuo con un coeficiente intelectual muy bajo, ha recibido demasiados golpes en la cabeza de boxeadores de verdad en las películas. Lo vi anoche y creo de verdad que puede que esté atontado", dijo Trump en Twitter.

El enfrentamiento entre De Niro y Trump viene de lejos, ya que el actor respaldó a la aspirante demócrata Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

"Es descaradamente estúpido. Es un maleducado. Es un perro. Es un cerdo. Es un estafador, un artista de mentira, un chucho que no sabe de lo que habla, que no hace sus deberes, que no se preocupa", afirmó el intérprete en un vídeo electoral en octubre de 2016 en el que añadió que le gustaría "golpear en la cara" al entonces candidato republicano.

Trump alcanzó la Casa Blanca, una gran decepción para el actor, tal y como lo resumió en declaraciones a The Hollywood Reporter tras las elecciones: "Me siento igual que después del 11 de septiembre", en referencia a los atentados terroristas que en esa fecha de 2001 tuvieron como objetivo las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono.