Investigadores tras el atentado en Westminster
Investigadores tras el atentado en Westminster. EFE

Un ciudadano británico de 29 años está detrás del atropello que este martes ha desatado el pánico en Westminster, escenario ya habitual de ataques terroristas. Era primera hora de la mañana cuando un Ford Fiesta plateado dio un giro inesperado en pleno corazón de Londres y empezó a embestir a ciclistas y peatones que encontraba a su paso. Al menos tres personas resultaron heridas.

Su kamikaze conducción terminó cuarenta metros más adelante, donde se empotró contra las barreras de seguridad que protegen los exteriores del Parlamento británico. La policía del país investiga el incidente como un atentado terrorista. Por el momento, las autoridades, que están llevando a cabo dos registros en Birmingham y uno en Nottingham, tratan de determinar las motivaciones del detenido.

La policía ha determinado que el vehículo que conducía el hombre, en el que no se han encontrado armas, se desplazó el lunes desde Birmingham a Londres, donde llegó en torno a la medianoche local. El coche, más concretamente, estuvo en la zona de Tottenham Court Road, en el centro de la capital británica, durante varias horas durante la madrugada, y fue conducido a primera hora hacia el Parlamento.

Desde las 06.00 hora local (05.00 GMT) hasta las 07.37 horas (06.37 GMT), cuando perpetró el atropello, estuvo en la zona del Parlamento y la avenida Whitehall, un área con numerosos edificios gubernamentales. Las fuerzas de seguridad han hecho un llamamiento a los ciudadanos para recabar más información sobre el vehículo y su conductor.

Tres registros

Los agentes registran este miércoles dos domicilios en Birmingham y uno en Nottingham (centro) y continúan con el interrogatorio del hombre, que sigue negándose a colaborar con los agentes.