Escenas de pánico y tensión en Vigo. El derrumbe de una plataforma en la zona portuaria de la ciudad la noche de este domingo, durante la celebración del festival de deporte y música urbana O Marisquiño, ha dejado 428 heridos de los que ocho precisan atención médica en diferentes centros hospitalarios, aunque no se teme por la vida de ninguno.

Fuentes de la investigación apuntan que el accidente se desencadenó cuando un pantalán de madera cedió por el peso durante la actuación del rapero mallorquín Rels B, hecho que provocó que decenas de personas cayesen al mar desde una altura considerable.

Este martes, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado de que se ha abierto una investigación por la presunta comisión de un delito de lesiones imprudentes.

Hasta la zona se desplazaron varios equipos médicos de emergencias, así como distintos efectivos de las fuerzas de seguridad y representantes de la corporación local para tratar de atender a los múltiples heridos registrados entre las personas que se encontraban encima de la plataforma en el momento del suceso.

Comprobaciones dentro del agua

Las operaciones de rescate se alargaron hasta largas horas de la madrugada. El balance oficial de heridos es de 428 heridos, después de que todas las personas involucradas en el accidente hayan sido examinadas.

En concreto, son 4 los pacientes ingresados en el Hospital Álvaro Cunqueiro de la ciudad olívica, otros 3 en el hospital Povisa, y uno en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (que fue trasladado desde Vigo por proximidad a su domicilio).

Del total de heridos, 189 fueron atendidas en hospital el Álvaro Cunqueiro, 57 en el PAC de Vigo, 4 en el PAC de Redondela, 106 en Povisa, 26 en Nuestra Señora de Fátima, 11 en el Montecelo, 7 en El Castro, 1 en el Concheiro, 3 en Domínguez y 24 en el punto de atención del 061.

Escenas de pánico

Los testigos y afectados no ocultaron el miedo vivido durante el derrumbe. "Vi cómo la gente se me echaba encima y se me quedó un pie atascado", dijo una joven que se encontraba en la zona.

Otros decidieron "correr hacia tierra firme" mientras la gente "caía al agua, unos encima de otros". Tampoco se libraron algunos de salir "despedidos" después de que el suelo "se abriera".

En su habitación del hospital Álvaro Cunqueiro ha conseguido de algún modo alejarse mentalmente del suceso, pero recuerda que los niños "se agarraban unos a otros para poder salir del agua".

Quien habla por María es su madre, Aurora Rodríguez, que ha contado a los medios de comunicación congregados ante este centro médico las circunstancias en las que se vieron estos jóvenes y los otros asistentes al concierto.

Para María lo vivido ha sido terriblemente amargo. Era su primer concierto, iba con otra joven, su amiga, y acompañada de mayores de edad.

Aurora se enteró de lo acontecido cuando sonó su teléfono... y con mal augurio: "Me despertaron, mi hija hospitalizada... No es normal... Todo sucedió en cuestión de minutos, de segundos... Mi hija tiene amnesia".

Condolencias de los políticos

Tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como Pablo Casado y Albert Rivera han mostrado su pesar por el accidente de O Marisquiño.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.