Garrapata
Garrapata WIKIPEDIA

En España, existen más de 20 especies de garrapatas de las cerca de 900 identificadas a nivel mundial. La picadura de uno de estos ácaros parásitos puede transmitir patalogías como la enfermedad de Lyme o la fiebre hemorrágica Crimea-Congo.

La muerte de un hombre de 74 años de edad en Ávila por la fiebre Crimea-Congo ha llevado a la marca de repelentes de insectos OTC a promover una campaña divulgativa con el objetivo de ofrecer información sobre estos arácnidos y como actuar ante sus picaduras.

La campaña explica que las garrapatas "necesitan sangre para completar sus ciclos biológicos y que, para hospedarse en un humano, precisan del contacto, puesto que no pueden saltar ni desplazarse grandes distancias".

Consejos para prevenir una picadura

La empresa de repelentes recomienda que en caso de encontranos con una garrapata sobre la piel, no recurramos a los "métodos tradicionales"; es decir, no se debe aplastarla con las manos, pincharla o aplicar fuentes de calor, ya que algunos de los patógenos que transporta pueden infectar directamente a la persona. Lo ideal es lanzarla a través de un desagüe, pegarla con cinta adhesiva y tirarla a la basura o ponerla dentro de una bola de algodón impregnada con alcohol.

Con la llegada de las vacaciones estivales y las actividades en el exterior, concretamente, en el campo, la marca nos aconseja evitar ciertas zonas "de riesgo"; por ejemplo, no estirarse sobre la hierba o evitar caminar por lugares por donden transitan animales; usar ropa clara y ajustada a muñecas y tobillos, y utilizar repelentes.

¿Qué hacer ante una picadura?

En caso de que nos pique uno de estos arácnidos, lo recomendable es extraerlo "lentamente cuanto antes", utilizando para ello unas pinzas de punta fina.

Si en los días posteriores a la picadura se producen síntomas como fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, fatiga, dolor muscular o reacciones cutáneas, es preciso acudir al médico.