Barrio de Mati
El barrio de Mati (Atenas), completamente calcinado. EFE

"Lo peor ha pasado pero los daños son muchísimos". Son palabras de Vicky Baniokou, una joven griega cuyos padres se han visto afectados por los graves incendios que afectan a Atenas  desde este lunes por la noche.

La cifra de muertos se coloca en el medio centenar, todos ellos en el área comprendida entre el puerto de Rafina, a unos treinta kilómetros de Atenas, y Nea Makri, situada unos diez kilómetros más al norte.

Baniokou cuenta a 20minutos que el barrio costero de Mati ha quedado "destrozado" y sus cerca de 800 vecinos tuvieron que refugiarse en las playas y salir de la zona en barcos. 

Se trata de una zona de riesgo: "Es un barrio que está en medio de un bosque, con accesos complicados, de ahí que se haya complicado tanto la situación", dice la joven.

Además, añade un elemento muy rotundo: "De no ser por la ayuda de los vecinos la situación sería mucho peor, porque los bomberos al haber tantos focos no podían llegar a todo".

Ahora el mayor problema, toda vez que los focos de la costa están siendo ya controlados, está en aquellos que se acercan al centro de Atenas. "Seguimos a la espera de novedades", revelea Vicky.