Imagen de recurso de una ambulancia del SAMU 061
Una ambulancia del SAMU 061. Europa Press - Archivo

Una conductora ha sido acusada en Melilla de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa después de que atropellara "de forma intencionada" a otra mujer y su bebé que iba en su carrito tras realizarle gestos amenazantes, resultando ser familiares, según ha informado la Consejería de Seguridad Ciudadana.

Según ha explicado el área que dirige Isidoro González (PP), una patrulla de Policía Local fue informada por la Sala Operativa del atropello de una mujer que iba con su bebé en un cochecito, por un vehículo que se había dado a la fuga. Personados en el lugar, la ambulancia ya se encontraba atendiendo a la mujer que presentaba múltiples golpes y magulladuras, sosteniendo a un bebé entre sus brazos.

Un portavoz policial ha indicado que, según manifestaciones de los testigos presenciales de los hechos, "el atropello había sido intencionado, ya que vieron cómo el vehículo causante se subió a la acera arrollando a la mujer que iba con su bebé, y que ambos salieron despedidos con violencia impactando contra la pared de una casa, comprobando cómo, a su vez, a una pequeña distancia iban tres niñas pequeñas, que resultaron ser hijas de la lesionada".

Una vez atendida la lesionada, esta manifestó a los agentes que reconocía sin ningún género de dudas a la conductora del vehículo como un familiar suyo, y que después del atropello la amenazó con matarla. Indicó que hace unos días había discutido con ella -siendo otros familiares testigos de la pelea-, y de las amenazas que profirió contra su persona, por lo que manifestaba que el atropello había sido intencionado.

Consulta aquí más noticias de Melilla.