Josefina Martínez
Josefina Martínez UIMP

La académica de la Real Academia Española de la lengua (RAE) Josefina Martínez cree que el encargo del Gobierno a la RAE de un informe sobre el lenguaje inclusivo de la Constitución española es un "despropósito", un "dispendio" y "completamente absurdo" porque "la lengua tiene unas normas".

Así, ha denunciado que el encargo, anunciado por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, en la Comisión de Igualdad del Congreso el pasado 10 de julio, "no tiene ni pies ni cabeza" porque la lengua "evoluciona con la sociedad y se pone a la par, pero tiene sus reglas, es una estructura y cada pieza tiene su sitio", de forma que "si una se cambia, se cambia la otra".

"No pueden violentarse ni la gramática ni las posibilidades de la lengua", ha declarado la académica. Además, ha calificado como "terrible" la barra que se incluye para juntar el masculino y el femenino, en referencia a "os/as, o/a".

Martínez no ve machismo en la Constitución

Cuestionada sobre si cree que la Constitución está redactada con un lenguaje machista, ha exclamado que "qué va" y ha valorado que el uso genérico del masculino incluye a la mujer porque queda "suprimida" la distinción de géneros.

Para Martínez, sería "ridículo" usar expresiones como "mi padre y mi madre" en lugar de la palabra padres. En su opinión, la economía es la ley que rige "todas las actividades humanas y, sobre todo, el lenguaje".

Crítica al Consejo de Ministras y Ministros

Asimismo ha denunciado que se dan situaciones "ridículas y pintorescas" por el camino de la "visibilidad" como que se hable de "Consejo de Ministras y Ministros", en alusión a la fórmula por la que 13 de los 17 nuevos miembros del Gobierno de Pedro Sánchez prometieron sus cargos el pasado 7 de junio.

"Dentro de poco, en Tráfico las autoridades van a decir 'precaución a conductores y conductoras'; en los hospitales van a decir que no hay camas para enfermos y para enfermas; vamos a celebrar el día de los difuntos y de las difuntas; y seguramente tenemos que decir 'ruega por nosotros y por nosotras, pecadores y pecadoras'", ha ironizado, en última instancia, sobre el Padrenuestro.

El masculino es "extensivo", el femenino "excluye"

La académica también ha reivindicado que funcionalmente el género masculino —al decir "niños", por ejemplo— es "extensivo", pero que el femenino es "intensivo" y es "el que excluye". "Al decir 'niñas', los otros no juegan", ha ejemplificado, en referencia a los niños varones.

En este punto, ha valorado que no sabe si los hombres son "más indiferentes" o "temporizadores" que las "terribles e irredentas feministas" que "están continuamente despotricando" contra el diccionario de la RAE porque "dicen que en sus columnas resulta que hay formas de machismo", mientras que "ningún varón" ha planteado querer decir que es un "artisto" en lugar de "artista".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.