Crimen de La Orotava
Los servicios de Emergencias y la Guardia Civil acuden a la vivienda donde han sido localizados los cuerpos sin vida de una familia, los padres y dos niñas de corta edad. EFE

El informe preliminar de la autopsia realizada en el Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife ha revelado que la mujer encontrada muerta el pasado lunes en una vivienda situada en el municipio de La Orotava falleció al ser estrangulada, al igual que sus dos hijas, de 3 y 5 años, que fallecieron asfixiadas por sofocación (previsiblemente con una almohada), según han informado fuentes oficiales del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Aunque las primeras hipótesis habían descartado de forma "muy importante" el móvil de la violencia de género, las cosas cambiaron el martes por la noche, cuando fuentes de la Delegación de Gobierno apuntaron al móvil de la violencia machista, inicialmente descartado.

Dicha autopsia preliminar también ha determinado que el marido de la mujer y padre de las niñas, de 45 años, murió ahorcado. Asimismo, el informe desvela que las muertes se produjeron el sábado, si bien los cuerpos no fueron encontrados hasta el lunes por la mañana.

Fuentes del TSJC han indicado que el informe final de la autopsia se conocerá en un mes y medio. Si bien todo apunta a que se trata de un nuevo caso de violencia de género, la Delegación del Gobierno en Canarias ha informado este miércoles de que el caso queda en fase de investigación.

A través de un comunicado, la Delegación del Gobierno ha indicado que, siguiendo el protocolo establecido para estos casos, "es necesario avanzar en las pruebas que determinen las causas de los fallecimientos, esperar a resultados finales de informes técnicos, así como en los resultados facilitados por los agentes implicados en la investigación".

Los cuerpos sin vida del matrimonio y sus dos hijas, de 3 y 5 años, fueron localizados en la vivienda familiar ubicada en la zona de la Cruz de los Martillos. En estos momentos se está investigando si el marido de la mujer y padre de las niñas fue el presunto autor de sus muertes, si bien el Gobierno de Canarias ya ha condenado a través de un comunicado los asesinatos y el Cabildo de Tenerife ha guardado un minuto de silencio por este "trágico" suceso.