Carlos Ruipérez
Foto de la página web del Ayuntamiento de Arroyomolinos, de Carlos Ruipérez. EFE

El alcalde de la localidad madrileña de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez, el primer regidor de Ciudadanos (Cs) detenido por corrupción, ha informado este viernes al partido su decisión de dimitir, han informado a Efe fuentes del partido.

Ruipérez está investigado en la operación Enredadera de amaño de multas, pese a lo cual hasta el momento se había negado a renunciar al cargo, tal y como le había solicitado la dirección de su partido.

Según han informado a Europa Press fuentes de la formación naranja, Ruipérez se ha puesto en contacto con Cs este viernes para trasladar esta decisión, que, según han explicado, se ha demorado a causa de su estado de salud. El alcalde sufrió la semana pasada un problema cardiaco por el que fue intervenido en el Hospital Clínico San Carlos, y fue dado de alta el pasado fin de semana.

Las fuentes han precisado que Ruipérez pone "su cargo y su acta a disposición del partido" en cumplimiento de lo establecido en el artículo 10.3 de los Estatutos de Ciudadanos y del compromiso asumido en la Carta Ética y Financiera que deben firmar todos los cargos públicos de la formación naranja.

Dicho artículo de los Estatutos establece que los representantes institucionales y los cargos orgánicos de Ciudadanos deberán poner su cargo, y en su caso el acta, a disposición del Comité Ejecutivo en el caso de ser investigados judicialmente por un delito de corrupción, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y cualquier otro comprendido en el título XIX del Código Penal, entre otros supuestos.

Ruipérez fue arrestado el pasado 3 de julio en el marco de la macrooperación, que se saldó con 39 detenidos en ayuntamientos de toda España gobernados por PP, PSOE y Cs, y en la que se investigan posibles amaños del grupo Sacyr en la contratación de servicios para la regulación del tráfico y gestión de multas.

Al día siguiente de su detención, Cs procedió a suspender de militancia al alcalde de Arroyomolinos, le pidió su dimisión y le advirtió de su posible expulsión del partido si no lo hacía.

Pactos con el PSOE

Ruipérez, que no había presentado alegaciones al expediente de expulsión abierto contra él y al que Cs había exigido su dimisión, llegó al poder tras un pacto de investidura con PSOE y el Partido Independiente de Arroyomolinos (PIArr).

El PSOE de Arroyomolinos anunció el pasado miércoles que abandonaba el Ejecutivo local y pasaba a la oposición, puesto que Ruipérez se negaba a dimitir.

Antes de conocerse su dimisión, el PP de Arroyomolinos había anunciado este mismo viernes que si en un plazo de 48 horas el alcalde no presentaba su dimisión iba a iniciar los trámites para presentar una moción de censura en su contra.

Cs controla 76 ayuntamientos, entre ellos Mijas (Málaga) y los madrileños de Arroyomolinos, Villanueva del Pardillo y el Molar, y la mayoría son de pequeño tamaño.

La portavoz del PSOE en Arroyomolinos, Pilar Sánchez, ha asegurado que la dimisión "no podía ser de otra manera", y ha invitado al primer teniente de Alcaldía, Juan José González, edil también de la formación naranja, a obrar del mismo modo.

"No podía ser de otra manera, ya que un edil investigado, tal y como está suscrito el pacto de Gobierno tiene que dejarlo", ha apuntado Sánchez a su llegada a la Fiesta de la Rosa de Vicálvaro.