Las piscinas de la localidad alavesa de Salinas de Añana vivieron este jueves un episodio transfobo por parte de un monitor cuando éste obligó a un menor transgénero a quitarse la camiseta para bañarse, según ha denunciado la asociación Lumagorri, que defiende los derechos de las personas LGTBI.

Ocurrió cuando un grupo de 60 chicos que participaban en las colonias musicales Gazterock, organizadas por la Diputación de Álava, llevaron a cabo un acto de apoyo a su compañero transgénero. Todos decidieron lanzarse al agua con sus camisetas puestas en solidaridad con su compañero, que no quería quitársela por pudor al encontrarse en pleno proceso de adaptación física.

Tanto los familiares de los niños como Lumagorri han denunciado los hechos, según informan en la Radio Televisión Vasca EITB. Exprean su "máxima condena" a este tipo de "agresiones transfóbicas" y exigen a las instituciones que tomen medidas y formen a todo su personal para concienciar frente a episodios como el ocurrido en las piscinas de Salinas de Añana.

Lumagorri denuncia que estos hechos "ya de por sí inadmisibles, adquieren una mayor relevancia al ocurrir en un recinto público, con un socorrista contratado para dar un servicio público como es el de atender unas piscinas municipales" a la vez que aplaude la reacción de los 60 compañeros del joven por su reacción "ejemplar".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.