Pensionistas
Los jubilados vascos se manifiestan en Bilbao, en demanda de pensiones "dignas", en la primera de las dos grandes movilizaciones que tienen previstas en mayo para presionar al Gobierno. EFE

La Seguridad Social abonará este viernes 27 de julio a casi 9,5 millones de pensionistas los atrasos derivados de la subida de las pensiones recogida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, que supondrán un desembolso superior a los 1.121 millones de euros.

El sistema pagará así la diferencia entre la subida del 0,25% que experimentaron las pensiones el 1 de enero de este año y el aumento del 1,6% para todas las pensiones y del 3% para las mínimas, no contributivas y SOVI contemplado en los Presupuestos Generales del Estado tras el acuerdo que el Gobierno de Mariano Rajoy alcanzó con el PNV.

Así, según ha informado este miércoles el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el viernes se procederá a realizar un abono único a los pensionistas con los atrasos correspondientes a los siete primeros meses del año y la paga extra recibida junto a la nómina de junio. Esta paga de atrasos es independiente y se abonará con anterioridad al pago ordinario de la pensión mensual de julio.

La cuantía de esta paga de atrasos alcanzará los 101,24 euros de media para cada pensión del sistema (117,1 euros en el caso de la pensión de jubilación y 70,33 euros de media para las pensiones de viudedad). A partir de agosto, las nuevas cuantías estarán ya consolidadas con las subidas incorporadas. La pensión media del sistema se eleva así a 956,13 euros mensuales; la de jubilación a 1.101,73 euros al mes y el límite máximo de pensión será de 2.614,96 euros mensuales.

Hasta la entrada en vigor de los presupuestos, las pensiones solo habían subido este año el 0,25% resultante de la aplicación del índice de revalorización de pensiones vigente desde la reforma de 2013, que establece esa subida mínima mientras el sistema de la Seguridad Social esté en déficit.

Mínimas y contributivas

Por su parte, los pensionistas de mínimas, no contributivas y del SOVI recibirán los atrasos correspondientes a la diferencia entre la subida aplicada a sus prestaciones a principios de año (0,25%) y la contemplada en Presupuestos (3%). En total, 2.425.422 pensiones mínimas, 324.434 pensiones del SOVI y 548.000 pensiones no contributivas recibirán los atrasos este viernes.

Con el incremento derivado de los Presupuestos, la pensión mínima de jubilación para una persona mayor de 65 años y con cónyuge a cargo se situará en en 810,6 euros mensuales; las pensiones del SOVI en 420,50 euros al mes y las pensiones no contributivas, en 380,1 euros mensuales. En cuanto al límite de ingresos, compatible con el cobro de pensión mínima será de 7.347,99 euros anuales.

Las prestaciones familiares por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad del 65% o superior alcanzarán los 4.561,2 euros al año tras aplicar la subida del 2,75%, porcentaje resultante del incremento del 3% recogido en Presupuestos menos el 0,25% aplicado el pasado 1 de enero. Si la discapacidad es del 75% o superior, el importe de la pensión se elevará a 6.842,40 euros anuales, con 210.000 beneficiarios.

El límite de ingresos para tener derecho a las prestaciones por hijo a cargo menor de 18 años, sin discapacidad, quedará fijado en 11.953,94 euros anuales y 17.991,42 en el caso de familias numerosas, y se incrementará en 2.914,12 euros anuales por cada hijo a partir del cuarto