Campaña contra el acoso sexual en las calles de Madrid
Una de las protagonistas de la campaña #nomellamonena NOMELLAMONENA

La propuesta de ley de Podemos para erradicar las violencias sexuales, que ha sido registrada en el Congreso este miércoles, incorpora como novedad un tipo delictivo contra el acoso callejero. En concreto, la propuesta es una sanción leve para las coacciones o el acoso sexual en los espacios públicos cuando se produzca una situación intimidatoria para la víctima.

Es una de las novedades que recoge la norma de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que además quiere poner el consentimiento en el centro y retirar la obligación de las víctimas de oponer resistencia para que un ataque sexual pueda ser considerado agresión, y no abuso.

En su propuesta, la formación morada habla de una condena de "3 a 9 meses de trabajos para la comunidad" a quien dirija en la vía pública  proposiciones o presiones de carácter sexual en una situación que sea intimidatoria para la víctima.

El eje de la reforma, en lo que respecta al código penal, es un tipo básico de delito sexual, llamado agresión sexual, con sus agravantes y atenuantes. Estaría penado con de 1 a 5 años de prisión si no se da violencia, intimidación, abuso de superioridad, de necesidad o de vulnerabilidad, ni de manera sorpresiva. Si concurren esas características, o penetración, situaciones particularmente degradantes o uso de armas y drogas, la pena puede ascender a la horquilla de 6 a 12 años.

Incorpora también un tipo específico para las agresiones sexuales en grupo.