Tirolina
Imagen de archivo de una tirolina o canopy. PIXABAY

Las autoridades de Honduras investigan un caso en el que un joven israelí que pasaba su luna de miel en el Caribe del país murió tras sufrir un accidente cuando practicaba turismo de aventura en una tirolina y chocó con su esposa, que resultó gravemente herida, ha informado este sábado una fuente de los servicios de emergencias.

El hecho ocurrió el jueves en la isla de Roatán, en el Caribe hondureño, pero no fue informado hasta este sábado por la mañana, según el Cuerpo de Bomberos de Honduras.

La víctima mortal, Egael Tishman, de 24 años, falleció luego de sufrir un accidente junto a su esposa, Shif Fanken (no se precisó su edad), mientras practicaban "canopy", una popular atracción de turismo de aventura que consiste en viajar entre las copas de los árboles a través de un cable.

"Ellos habían llegado en un crucero, luego estaban haciendo 'canopy' y la muchacha se quedó a mitad del camino en el cable y el muchacho venía atrás e impactaron", explicó a periodistas el comandante del Cuerpo de Bomberos, Wilmer Guerrero.

Los bomberos trasladaron a la pareja israelí a un hospital de Roatán, donde horas después falleció Tishman, mientras que su esposa fue trasladada el viernes a Estados Unidos en un avión ambulancia, añadió la fuente de emergencias.

Las autoridades hondureñas iniciaron una investigación para esclarecer cómo sucedió el accidente y el servicio que presta la empresa que opera el 'canopy'.