Evo Morales
El presidente de Bolivia, Evo Morales, en la sede del Congreso en La Paz. (Martin Alipaz / EFE). Martin Alipaz / EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo este jueves, en el inicio de su tercer año de mandato, un reajuste de su Gobierno con el cambio de cuatro de los 16 ministros de su gabinete con el objetivo de avanzar en el crecimiento económico y productivo del país.

Varios de los referidos cambios están relacionados con "debilidades" de gestión

La reestructuración del Gobierno boliviano se anunció en un acto oficial celebrado en el Palacio Presidencial y convocado con escasa antelación, siguiendo un esquema similar a la remodelación de siete ministros que Morales efectuó hace un año, el 23 de enero de 2007.

En esta ocasión, los cambios afectan a las carteras de Planificación del Desarrollo que ocupará Graciela Toro; Producción y Microempresa (Ángel Gonzalo Hurtado); Obras Públicas, Servicios y Vivienda (Óscar Coca) y Salud y Deportes (Walter Selum).

Varios de los referidos cambios están relacionados con "debilidades" de gestión, como la vivienda o las carreteras, que Morales reconoció el miércoles mismo en su informe ante el Congreso Nacional con motivo de sus dos años de mandato. En su discurso de este jueves, Morales fijó los objetivos para este año en el crecimiento económico y en la mejora de la producción, con un nuevo Gobierno que definió como "una combinación de conciencia social y capacidad intelectual para servir al pueblo de Bolivia".

Crisis por las inundaciones

Por otro lado, el Gobierno boliviano reclamó la ayuda internacional para atender a los damnificados por las inundaciones, porque los recursos del Estado son insuficientes, según declaró el portavoz presidencial, Álex Contreras. Las lluvias, riadas e inundaciones que sufre Bolivia desde noviembre han causado ya 29 muertos, cuatro desaparecidos y más de 21.500 familias damnificadas, según cifras oficiales difundidas.