Ni la recuperación anima los salarios en España: bajaron un 1,3% en 2016... y sobre todo para los menores de 25 años

Jóvenes trabajadores.
Jóvenes trabajadores.
PEXELS

La recuperación económica prometía alegrías salariales para una ciudadanía asfixiada por los recortes y las subidas de impuestos que trajo la crisis económica. Pero nada de esto está pasando. Si bien en 2014 y 2015 los sueldos habían comenzado a levantar cabeza, el INE ha confirmado este jueves que no, que aquello era un oasis en medio del desierto de precariedad que vive el país.

El organismo lanzó hoy su tercer Índice de Precios del Trabajo (IPT), un indicador que analiza los precios de una bolsa de empleos como si de un IPC se tratase. ¿Qué ofrece este indicador que no dé la Encuesta de Estructura Salarial de hace días? Básicamente, que mide la evolución de los salarios sin verse afectados por los cambios en la calidad y cantidad de trabajo realizado; así, el despido de temporales peor retribuídos no sube artificialmente el sueldo medio.

Según este IPT los sueldos cayeron un 1,3% en 2016, fracturando así la recuperación salarial (0,8% y 0,7%) de los dos años anteriores. Una mala noticia que solo se ve aliviada porque la inflación media de ese año también fue negativa (-0,2%), aunque no lo suficiente para evitarle un pérdida de 1,1 puntos de capacidad de compra al asalariado. Visto de otro modo, ni la caída de precios logró evitar al trabajador perder poder adquisitivo en un 2016 en el que el PIB creció el 3,2%.

Poder adquisitivo
Poder adquisitivo

"Es alarmante y una grave anomalía que los salarios caigan en una fase de expansión económica", aseguran desde UGT. El INE, de hecho, calcula un descenso acumulado de 1,4 puntos en los precios del trabajo desde 2008. "Los salarios han acumulado 10,8 puntos de poder de compra desde 2009 y lamentablemente, según otras fuentes estadísticas, en 2017 y 2018 la situación apenas mejora", lamenta el sindicato.

Los periodistas, los más perjudicados

Algunos trabajadores se han visto más perjudicados que otros. El precio del trabajo en la Administración Pública, por ejemplo, fuer el único que creció (+1,7%) en 2016, algo que desde el INE achacan a " la devolución de parte de la paga extra eliminada en diciembre de 2012".

IPT
IPT

El resto de las actividades económicas del país devaluaron las retribuciones a los trabajadores. Y sobre todo el sector de la información y comunicaciones, que no solo depreció un 3,6% sus abonos salariales en 2016, sino que la remuneración a sus empleados acumula la mayor caída desde el comienzo de la crisis: una pérdida del -7,2% de salario.

¿Y qué pasa con la hostelería, el pulmón laboral de la recuperación económica? En 2016 recortó remuneración también a sus trabajadores, pero en el período acumulado desde 2008 es el sector que más ha ensanchado sus salarios: un 7,1% más, muy por delante de las industrias extractivas y manufactureras.

Malas noticias para las 'jóvenes mujeres oficinistas temporales en empresa pequeña'

"La ocupación es una de las variables que más influye en el precio de la mano de obra", asegura sin embargo el INE. Incluso más que el sector en el que se trabaja. Todos los grupos de ocupación han experimentado descensos retributivos, pero mucho mes en los técnicos y profesionales (-0,6%) y en los directores y gerentes (-0,7%)... que en los oficinistas, la ocupación que más devalúa sus sueldos (-2,3%).

Los más perjudicados fueron los menores de 25 años. Sus sueldos bajaron un 5,3% en 2016, casi cuatro veces más que la media. Los jóvenes protestan porque sus primeros sueldos se retribuyen peor que la década pasada. Los expertos lo conocen como "caída en los salarios de entrada" al mercado laboral.

IPT
IPT

Los contratos de duración temporal también han perdido más valor que los indefinidos. Los primeros se han devaluado un 1,9%, mientras que los fijos han perdido de media un 1,2% de su valor. La bajada retributiva también ha sido más acusada en las empresas que no llegan a 49 empleados (-1,6%), un tamaño relevante porque por encima de ese número la ley permite constituir un comité de empresa; en el resto de empresas bajan un 1,2%.

La brecha de género también asoma en las estadísticas del IPT, pero con un matiz temporal. La pérdida salarial fue en 2016 más acusada entre las mujeres (-2,2%) que entre los hombres (-0,7%)... pero tomando como referencia el año 2008, allá cuando comenzó la crisis económica, los salarios de los hombres se han devaluado más (-1,7%) que los femeninos (-0,8%).

"La situación es insostenible y una tragedia para millones de familias que no llegan a fin de mes, ay que distribuir mejor los frutos del crecimiento, no es admisible que las empresas cada vez ganen más y paguen menos a sus plantillas", dicen desde UGT. El sindicato anima a la patronal a plasmar ya en los convenios el acuerdo suscrito esta semana para subir los salarios hasta un 3% este año y los dos siguientes. "Eso cambiaría la dinámica de caída salarial que perjudica a la calidad de vida de los hogares y al conjunto de la economía, y sería un acicate para mejorar el empleo creado, reducir la pobreza y las desigualdades".

Solo cinco regiones pagan mejor que antes de la crisis

Las jóvenes mujeres oficinistas que trabajan en 2016 en una empresas pequeña con un contrato temporal, fueron las más perjudicadas por la caída de los sueldos. Aún peor les fue si encima trabajaban en el País Vasco, la región en la que más bajaron los salarios (-2,4%). De hecho, la variación anual del IPT solo fue positiva aquel año en dos regiones: Extremadura y Navarra.

ipt
ipt

En todo caso, viendo la evolución del IPT a lo largo de los años de crisis económica y de recuperación, se observa que solo cinco regiones remuneran el trabajo mejor que en el año 2008. Son el País Vasco (+4,1), Comunidad Valenciana (+1,2%), Galicia, Baleares (ambas 1,1%) y Navarra (+0,3%). El resto aún paga por debajo del estándar precrisis. Y especialmente alejados de la retribución de entonces sigue Madrid, donde los salarios son un 4% inferiores que entonces.

IPT
IPT
Mostrar comentarios

Códigos Descuento