Control de tráfico
Un agente de la Guardia Civil da el alto a un vehículo en un control de tráfico. MANUEL LORENZO / EFE

Cada vez que un conductor se pone al volante y sale a circular se expone a multitud de factores: el tráfico, las condiciones climatológicas, el estado del pavimento... y las multas. El carné de conducir por puntos, aprobado en 2016, se ha convertido en un elemento cotidiano para los usuarios de distintos tipos de vehículos, aunque no siempre queda claro cuántos puntos restan determinadas infracciones.

La Dirección General de Tráfico clasifica las infracciones en función de su nivel de gravedad: pueden restar al conductor seis, cuatro, tres o dos puntos, según cómo estén tipificadas. Los puntos se restarán al conductor cuando pase un mes desde la fecha en la que recibe la resolución que le comunica la sanción que le ha sido impuesta, o inmediatamente después de la resolución en las multas que sean recurridas.

Por exceso de velocidad

Una de las infracciones más frecuentes que implica pérdida de puntos para los conductores españoles es la conducción con velocidades por encima de las legalmente permitidas. El exceso de velocidad puede implicar pérdida de 2, 4 y 6 puntos en función de su gravedad, por lo que la DGT establece una serie de escalones para fijar la sanción.

Los excesos de velocidad más leves, pese a considerarse igualmente una falta grave, no conllevan una pérdida de puntos, sino únicamente una sanción económica de un importe de 100 euros. El nivel de exceso de velocidad, tanto en kilómetros por hora como en porcentaje respecto al límite autorizado, depende del tipo de vía y la velocidad máxima legal en cada una de ellas.

Esta tabla de la DGT recoge todas las sanciones por exceso de velocidad, desde las más leves hasta las consideradas muy graves, incluso constitutivas de delito, con una pérdida de seis puntos y multa económica de 600 euros.

Por saltarse un semáforo

Además de marcar la velocidad máxima legal a la que puede conducir un conductor, las señales (tanto estáticas como lumínicas) indican las prioridades de paso en el cruce de las vías, y no respetarlas también puede acarrear una pérdida de puntos.

En el segundo escalón de gravedad, el de cuatro puntos por infracción, la DGT establece las sanciones emitidas por no respetar las prioridades de paso. Esto incluye saltarse un semáforo en rojo y no detenerse ante las señales de stop o ceda.

¿Cuántos puntos resta cada infracción?

A continuación, reproducimos todas las sanciones que implican pérdida de puntos, así como su cuantía y descripción. También puede consultarse la información en la página web de la DGT.

Seis puntos

  • Alcohol: tasa superior a 0,50 miligramos por litro en aire aspirado. La tasa es de 0,3 para conductores noveles y profesionales.
  • Drogas: conducir bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y sustancias de efectos análogos.
  • Conducción temeraria.
  • Negarse a pasar las pruebas de alcoholemia o drogas.
  • Velocidad: aquellas faltas consideradas más graves. Consulte la tabla de la DGT.
  • Conducir con mecanismos de inhibición de la vigilancia del tráfico o sistemas de detección de radares.
  • Profesionales: exceder en más del 50% los tiempos de conducción o no respetar —en la misma proporción— los de descanso.
  • Alterar el uso del tacógrafo o del limitador de velocidad.

Cuatro puntos

  • Alcohol: tasa superior a 0,25 mg/l y hasta 0,50 mg/l en aire aspirado. Conductores profesionales y noveles, tasa superior a 0,15 y hasta 0,30.
  • Velocidad: Consulte la tabla de la DGT.
  • Arrojar objetos: lanzar a la vía o sus alrededores objetos que puedan producir incencios o accidentes.
  • No respetar la prioridad: saltarse un semáforo en rojo, un stop o un ceda.
  • Adelantamientos indebidos.
  • Poner en riesgo a ciclistas.
  • No respetar las señales de un agente.
  • Conducir sin la clase de permiso necesario, con él suspendido o teniendo prohibido el uso de ese vehículo.
  • No mantener la distancia de seguridad.
  • Marcha atrás en autopistas o autovías.

Tres puntos

  • Cambiar de sentido incumpliendo las normas.
  • Circular sin cinturón, sin casco o sin sistemas de retención infantil.
  • Utilizar manualmente el móvil, programar el navegador, usar auriculares u otros dispositivos que disminuyan la atención.

Dos puntos