Inmigrantes en EE UU
Decenas de personas esperan junto a furgonetas de la Patrulla Fronteriza de EE UU en Tucson, Arizona. EFE

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, informó este domingo de que el Pentágono está estudiando la posibilidad de construir campamentos temporales en dos bases militares para realojar inmigrantes ante la polémica política migratoria de la Administración del presidente, Donald Trump.

Mattis, que no especificó los nombres de las bases en cuestión, aseguró durante una rueda de prensa que se están "ultimando todos los detalles sobre la capacidad necesaria en las dos bases y el tipo de instalaciones a construir".

La declaración del secretario tuvo lugar poco después de que el Pentágono recibiera una petición de Sanidad y Asuntos Sociales para realojar a unos 20.000 menores no acompañados en bases militares, según fuentes consultadas por Reuters.

A pesar de que Trump ha promulgado un decreto para frenar la separación de familias en la frontera sur de Estados Unidos, las autoridades aún no han determinado si las familias pasarán a estar bajo custodia policial mientras se soluciona su situación legal.

"Apoyo logístico"

El Ejército estadounidense, así como Mattis, ha expresado que únicamente está suministrando apoyo logístico al Departamento de Seguridad Nacional, que se encarga de los problemas migratorios.

En este sentido, el secretario ha asegurado que el Ejército lleva décadas dando refugio a los inmigrantes, incluidos los refugiados provenientes de Vietnam tras la guerra.

"Dar refugio a gente sin refugio es para nosotros una función logística apropiada", dijo Mattis. No es la primera vez que la Administración Trump recurre al Ejército en el marco del flujo migratorio.

A principios de este año, el presidente ordenó el despliegue de la Guardia Nacional en los estados fronterizos del sur del país para hacer frente a la inmigración y aumentar la seguridad en la zona.

Reunificación de familias

Mientras, el Departamento de Seguridad Nacional elevó este domingo a 538 la cifra de niños inmigrantes que fueron reunidos con sus familiares tras haber sido separados de ellos al cruzar la frontera con México debido a la política de "tolerancia cero" del presidente Trump.

El sábado por la noche, el Gobierno ya anunció que había reunido a 522 menores con sus padres. Entonces, explicó que el viernes las autoridades tuvieron que postponer la reunificación de otros 16 menores con sus familias debido a malas condiciones meteorológicas, pero que tenían previsto completar el proceso en las próximas 24 horas, es decir, durante el día de hoy. Finalmente, esos 16 menores pudieron reunirse este domingo con sus familiares, lo que elevó la cifra total a 538.

La separación de familias es fruto de la política "tolerancia cero" que comenzó a implementar oficialmente en abril el Gobierno y que lleva a procesar criminalmente a los adultos que llegan irregularmente al país, lo que originó la separación de los niños, puesto que ellos no podían ser privados de libertad.

Ante las fuertes críticas que generó esa separación, Trump se vio obligado el miércoles a firmar un decreto en el que ordenaba el fin de la división de familias, pero en el que establece que a partir de ahora los menores deberán ser encerrados con sus padres mientras estos se enfrentan al proceso para ser deportados.

Actualmente, en Estados Unidos, los niños no pueden ser privados de libertad durante más de 20 días, pero el Gobierno de Trump ha pedido a la Justicia que amplíe ese límite.