Incendio forestal en la Serra de San Mamede en octubre de 2017
Una imagen de archivo de un incendio forestal. REMITIDA - Archivo

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha alertado este jueves de que la campaña de incendios forestales de este 2018 en Cataluña podría endurecerse a mediados de o finales de verano.

A pesar de que puede parecer que la temporada se presenta más tranquila gracias a las lluvias registradas durante el invierno y la primavera, el conseller ha advertido de que estas precipitaciones han dado lugar a nueva vegetación que está creciendo y en breve se convertirá en combustible disponible para quemar.

Por todo ello ha pedido "no bajar la guardia" y extremar las precauciones en una nueva campaña que prevé "complicada".

Buch ha hecho estas valoraciones en la presentación de los recursos personales y materiales de que dispone el departamento para hacer frente a los incendios de 2018. Entre otros contará con 37 medios aéreos, se abrirán varios parques de verano, puntos de vigilancia y columnas móviles y se incorporarán a los parques de bomberos 850 nuevos vigilantes, ayudantes de oficio forestal, técnicos de salas de control, enfermeros y operadores de vuelo, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.