Entrevista a Pedro Sánchez en TVE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presentadores Ana Blanco y Sergio Martín, de TVE, al comienzo de su primera entrevista desde que accedió al cargo, en el Palacio de La Moncloa. JUANJO MARTÍN / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, indicó este lunes que considera "razonable" que los presos soberanistas catalanes sean acercados a cárceles de Cataluña cuando acabe el periodo de instrucción judicial.

En una entrevista en RTVE, la primera que concede a un medio de comunicación tras ganar la moción de censura que le llevó a la Presidencia del Gobierno, Sánchez indicó que en ese momento será cuando Instituciones Penitenciarias tome la decisión sobre el traslado de los presos independentistas.

Según argumentó, se trata de que estos presos estén cerca de sus familiares, pero también de sus letrados, porque el derecho a la defensa se tiene que poder "ejercer y materializar".

El presidente del Ejecutivo dejó claro que en el momento en el que se considere sustanciada la fase de instrucción en la que ahora están inmersos, el Gobierno podrá tomar la decisión de trasladarles a cárceles catalanas.

Presos etarras

Sñanches diferenció esta situación de la de los presos etarras, después de que algunas voces en el País vasco hayan pedido también su acercamiento a prisiones de Euskadi después de que ETA haya anunciado su disolución. Según el presidente del Gobierno, en el caso de los presos etarras se trata de sentencias firmes.

Sánchez también confirmó que el viernes asistirá, junto con el rey, a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo en Tarragona, donde espera coincidir con el presidente catalán, Quim Torra, a quien podría recibir en el Palacio de la Moncloa a principios de julio.

De hecho, el presidente del Gobierno recordó que la semana pasada habló ya con todos los presidentes autonómicos, con quienes quiere reunirse en la Moncloa en las próximas semanas, empezando por las cuatro comunidades "históricas": País Vasco, Cataluña, Galicia y Andalucía.

Sobre su reunión con Torra, confió en que no sea un mero encuentro formal y de cortesía, sino que sirva también para activar algunos mecanismos que estaban inactivos desde 2011, por ejemplo la comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalitat catalana. "Espero poder abrir entre todos una nueva etapa en Cataluña", deseó.