Màxim Huerta
Máxim Huerta anuncia su dimisión. Rodrigo Jiménez / EFE

El saliente ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, cobrará poco más de 1.000 euros de pensión a lo largo de siete días, el mismo tiempo que ha ocupado la cartera ministerial.

Según la ley, los exministros tendrán derecho a percibir, a partir del mes siguiente en que se produzca el cese y durante un plazo igual al que hubieran desempeñado el cargo, una pensión indemnizatoria del 80% del salario con un máximo de dos años.

Tomando como partida el sueldo del anterior ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en el año 2017 --última cifra que aparece recogida en el portal de transparencia del Gobierno--, el sueldo de Huerta podría estar cercano a los 70.368 euros anuales.

Según esta cifra, tal y como recoge Europa Press, la indemnización del 80% cada mes alcanzaría los 4.691 euros. Al haber estado únicamente durante siete días, el cálculo final se sitúa en 1.094 euros --a una media de 156,3 euros cada día--.

Hasta julio de 2012, la pensión indemnizatoria de exministros era compatible con casi cualquier otra percepción, salvo con el desempeño de un puesto que generara también derecho a pensión indemnizatoria, situación que cambió a partir de esa fecha gracias a un Real Decreto.

A esa indemnización se tendría que añadir el sueldo al que tiene derecho por una semana en el cargo, que vendría a ser cerca de 1.172 euros, según EFE, a los que se añadirá la parte correspondiente de las pagas extras. En total, Huerta cobrará un poco más de 2.000 euros por una semana en el cargo.

Encuesta

¿Ha tomado Màxim Huerta la decisión correcta al dimitir?

Sí, su dimisión era irrevocable tras conocerse su condena por fraude.
71,82 % (13412 votos)
No, la condena fue cosa del pasado y ya estaba pagada la pena. No debería haber dimitido.
24,09 % (4499 votos)
No tengo una opinión al respecto.
4,09 % (763 votos)