El juez de menores que lleva el caso de divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt ha dado una dura advertencia a la actriz: podría perder la custodia física de sus hijos si sigue impidiendo que Brad Pitt les vea como establece el acuerdo de divorcio. Por su parte, Jolie considera "deplorable" la imagen "engañosa" que se está dando a los medios del conflicto.

El juez cree que es "dañino" que Jolie restrinja el acceso de Pitt a sus hijos y de hecho, ha autorizado al actor a comunicarse libremente por teléfono o mensajes con sus hijos sin que Angelina Jolie monitorice o controle esas conversaciones, según adelantaba TMZ.

Además, se ha establecido un nuevo régimen de visitas progresivo que la actriz tendrá que cumplir este verano. Brad Pitt verá a sus hijos en Londres durante 10 días a principios o mediados de junio, donde puede estar con 1 o 2 de ellos a la vez durante cuatro horas al día.

A finales de junio se ampliará a 10 horas al día y desde principios hasta mediados de julio, podrá convivir con los niños durante 4 días consecutivos. Por último, a finales de julio estarán con él en Los Ángeles durante aproximadamente una semana.

En las primeras visitas tendrá que haber un psicólogo presente, pero para cuando viajen a Los Ángeles ya no será necesario y además sólo se le permitirá a Angelina Jolie llamar a los niños una vez al día.

La única excepción a todo esto es Maddox, el mayor de los hijos de la expareja, que puede decidir libremente con quién estar y cuánto tiempo.

La actriz y el actor tienen seis hijos, Maddox, de 16; Zahara, de 13; Pax, de 14; Shiloh, de 11; y los gemelos de 9 años Knox y Vivienne.